Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

SER 3.0

Tecnologías para la crisis (1ª y 2ª parte)

Antigua maldición china: "Ojalá vivas tiempos interesantes"

Tecnologías para la crisis: "Ojalá vivas tiempos interesantes"

Tecnologías para la crisis: "Ojalá vivas tiempos interesantes" / Getty Images

En estos días, marcados por el creciente contagio del coronavirus, no queda otra que quedarse en casa, sí o sí.

Esta situación no es fácil para nadie: ni para los que deben cuidar de los hijos y de los mayores, ni para los que deben trabajar desde casa... y mucho menos para los que, sencillamente, se han quedado sin trabajo o sin trabajar y, por lo tanto, sin posibilidad de recibir ingresos.

A pesar de la incertidumbre del momento, y aunque parezca increíble, puede resultar también una oportunidad. Una oportunidad de cambiar la forma en la que se hacen las cosas; una oportunidad de cambiar lo que hacemos; una oportunidad de crear nuevos esquemas de negocio, de ocio y de comunicación; una oportunidad, en definitiva, de reorientar nuestras vidas, no solo para este periodo de crisis, sino mucho más allá.

El aumento de la riqueza se obtiene básicamente de dos formas: explotando o transformando bienes patrimoniales o generando actividades productivas a partir del uso de las capacidades humanas e intelectuales que tenemos todos.

Quizá sea el momento perfecto para reflexionar precisamente acerca de qué capacidades tenemos y cómo las podríamos convertir en servicio y ofrecerlas al resto de la ciudadanía. Mejor todavía si lo hacemos pensando en que estos servicios sean sostenibles y, sobre todo, que sirvan para mejorar su calidad de vida.

Todas esas necesidades que todos vamos descubriendo a medida que van pasando los días durante este encierro (entretenerse, comunicarse, hacer deporte, cuidarse, formarse, trabajar, atender a niños y mayores, etc.) pueden ser una oportunidad de negocio si se nos ocurre cómo hacerlo.

A poco que lo pensemos, nos daremos cuenta de que esta transformación de nuestro talento y de nuestras habilidades en un servicio útil para los demás pasará ineludiblemente por la aplicación de las tecnologías de la información.

Estos cambios siempre provocan vértigo. Esta es una de las razones que hace que en condiciones normales no nos decidamos a dar el salto, a pesar de que ya hace años que venimos advirtiendo de la necesidad de adquirir destrezas digitales y de cambiar los esquemas de negocio para obtener un mayor provecho de las tecnologías o repensar nuestras profesiones para que tengan más sentido en el nuevo escenario social y económico. Pero situaciones como las que nos toca vivir ahora prácticamente obligan a que nos lancemos.

Seguro que, en general, nos equivocaremos, pero, como ya hemos dicho en numerosas ocasiones, vivimos tiempos interesantes, tiempos en los que no debemos tener miedo a equivocarnos, debemos actuar, observar el resultado y corregir nuestra propuesta inicial con la experiencia adquirida.

Esta semana nos gustaría aportar nuestro granito de arena en este sentido, abordando importantes cuestiones, como son: ¿Qué capacidades y talento tenemos para explotar?¿Cómo podemos convertirlo en servicio para los demás? ¿Con qué herramientas tecnológicas contamos? ¿Qué conocimientos deberíamos tener? ¿Quién puede ayudarnos?, ¿Qué otros aspectos deberíamos considerar?

Una vez más, muchas incógnitas sobre las que vale la pena reflexionar, pero rápido, muy rápido. Aquí encontrarás la 1ª y la 2ª parte del especial Tecnología para la crisis, en SER 3.0:

Francisco Maciá es doctor ingeniero en Informática y profesor titular en el Departamento de Tecnología Informática y Computación de la Universidad de Alicante.

Más información

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?