Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Ábalos no descarta una prórroga del estado de alarma

La crisis sanitaria pone en valor la relevancia del sector agroalimentario

El campo no para. Nuestros agricultores y ganaderos siguen trabajando para abastecer de productos el mercado

Abarrotábamos los supermercados hace unas semanas sin ningún sentido, pero pese a las imágenes que nos llegaban de estantes vacíos, los establecimientos seguían -y siguen- insistiendo a día de hoy. “No va a haber ningún problema con el abastecimiento”, señalaban. Bien, pues si eso es así, no solo es por la industria alimenticia, sino también por el campo. Porque el sector primario sigue funcionando, sigue trabajando duro, para que no falte ningún producto.

Hoy, en nuestro tiempo de Agrocecoga, hemos contado con los más de sesenta años de experiencia en este sector de Julián Sardina, que afirma que el campo “es un sector muy profesionalizado, un agricultor es un empresario en potencia, y hoy ahí lo están demostrando, no va a faltar ningún alimento”. Porque mientras hace solo unas semanas reivindicaban lo que es suyo -una mejora en los porcentajes que se llevan como productores de esos alimentos- la agricultura, que es uno de los motores económicos de España, han tenido que hacer parón, arrimar el hombro, y volver a su rutina para que a quienes nos quedamos en casa, no nos falte nada en la mesa.

Julián rememora los tiempos de la posguerra y la crisis, pero recuerda que el campo nunca ha parado, y que ahora no va a ser menos. “No sé cuánto va a durar esto, y de nuevo tendremos que arrancar el consumo de servicios, pero el sector agroalimentario va a estar ahí para lo que haga falta”, añade.

Y es que en momentos en los que la prevención es clave, desde el primer momento Cecoga se puso a trabajar para protegerse y dar servicio a todos sus clientes. “Las seis tiendas están abiertas y seguimos repartiendo lo que hace falta, porque la agricultura no puede parar, la ganadería está ahí, y hay que atender a los pequeños animales que están ahí, las bodegas también, estamos en plena campaña trabajando enormemente, todos nos hemos decidido a atender a quien hace falta”, detalla Sardina.

Porque en nuestros aplausos diarios a sanitarios, encargados, cajeros y reponedores, tenemos la obligación moral de añadir a nuestros agricultores. Siguen con sus tractores arrancados para poder seguirnos cuidando como siempre han hecho. Que no se nos olvide nunca su esfuerzo, porque ellos no se han olvidado de nosotros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?