Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 28 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Sigue el minuto a minuto de toda la información sobre el coronavirus

El alcalde cifra en 300.000 euros el importe de las facturas del IBI a la Iglesia

Cádiz espera incrementar sus ingresos con este nuevo impuesto por locales, garajes y viviendas no dedicados al culto

El alcalde, José María González, visita a los trabajadores de Protección Civil

El alcalde, José María González, visita a los trabajadores de Protección Civil / Ayuntamiento de Cádiz

El alcalde de Cádiz, José María González, ha puesto por primera vez un número a su intención de cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia por sus propiedades en la ciudad no dedicadas al culto ni a la enseñanza. "El último recuento que hicimos oscila en más de 300.000 euros", concretó González en una entrevista en Radio Cádiz. "Son momentos de comunidad, de arrimar el hombro. Y estamos pidiendo a todos los agentes, las instituciones y administraciones, incluida la Iglesia, hay que pedirle solidaridad, que arrimen el hombro", añadió. 

Tal y como informó la SER el pasado domingo, el Ayuntamiento de Cádiz tiene intención de enviar a la Iglesia los recibos para el cobro del IBI de aquellas propiedades que no estén directamente relacionadas con la práctica religiosa ni con la enseñanza. El concejal de Economía y Hacienda, José Ramón Páez, confirmó este miércoles que ya se encuentra trabajando con otras administraciones de diferente signo político para establecer los cauces y las vías administrativas necesarias para ello.

El alcalde de Cádiz, José María González, ha señalado que se trata de una de las medidas económicas puestas en marchas por el Ayuntamiento de Cádiz para evitar que el estado de alarma decretado por el Gobierno Central repercuta sobre la ciudadanía lo menos posible.

González ha destacado el esfuerzo que todas las administraciones están haciendo "para paliar o minimizar las consecuencias económicas presentes y futuras y es por esto por lo que entendemos que todos los sectores de la sociedad deben arrimar el hombro". En esta línea ha recordado que "desde las administraciones estamos haciendo un sobreesfuerzo en forma de actuaciones extraordinarias y medidas económicas de apoyo a la ciudadanía y las pymes y, sobre todo en el caso del Ayuntamiento, a los colectivos más vulnerables que serán los grandes damnificados de esta crisis".

El alcalde ha explicado que la puesta en marcha de este paquete de medidas genera "un gasto, una inversión o un descenso de los ingresos que asumimos por coherencia, responsabilidad y solidaridad con nuestras vecinas y vecinos".

Por esa razón, el Ayuntamiento de Cádiz está estudiando los cauces administrativos posibles para "cobrar el IBI de las propiedades de la Iglesia que no estén destinadas al culto ni a la enseñaza como pueden ser inmuebles, locales y garajes que no estén directamente relacionadas con la práctica religiosa, una medida que es una forma de implicar a la iglesia en este esfuerzo descomunal que está haciendo la sociedad gaditana". El alcalde ha explicado que "ya se han puesto en contacto otros ayuntamientos para analizar los cauces administrativos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?