Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Otras localidades

Real Oviedo

Vallina: "No hemos cambiado de opinión en función de los acontecimientos como han hecho otros"

El presidente del Real Oviedo estalla en Twitter ante el borrador del protocolo de actuación de LaLiga, y defiende la postura del club carbayón y los intereses de sus aficionados.

Jorge Menéndez en la nueva tienda oficial

Jorge Menéndez en la nueva tienda oficial / Real Oviedo

Esta semana, tras la reunión mantenida por parte de la UEFA con las distintas federaciones, la idea de que regrese el fútbol en un corto plazo de tiempo ha cogido fuerza, y más desde que LaLiga ha redactado un borrador acerca del protocolo de actuación para la vuelta a los entrenamientos de los equipos de Primera y Segunda División.

Un plan con multitud de medidas polémicas y hasta cierto punto casi imposibles de cumplir, que han provocado varias reacciones en las últmas horas. Una de ellas ha llegado por parte de Real Oviedo, a través de las redes sociales.

El presidente del club, Jorge Menéndez Vallina, en primer lugar, mostró este jueves su preocupación y malestar en un hilo de Twitter donde pedía calma y no actuar al margen de la sociedad que pelea cada día contra el COVID-19.

"Mañana llevaremos 3 semanas confinados, y aun no hemos llegado a la zona alta de la curva. Esperemos que sea pronto. Pero hay que tener en cuenta que el descenso sigue siendo crítico. En términos de número de contagios y fallecidos se prevé que sea similar al ascenso. Las cifras hablan de 7 millones de infectados en España al final de esta pesadilla", expuso en primer lugar.

"No nos podemos relajar. Todas las especulaciones de vuelta a entrenamientos, competición (esperemos que con público) son solo eso... especulaciones. Hasta que las autoridades sanitarias den su autorización y haya una seguridad razonable, no veo lógico generar debates", añadió Vallina.

"Lo importante es la salud de todos. No podemos tener gente dejándose la piel en esta batalla y estar más pendientes de reanudar o no una competición sin que la gente esté segura (jugadores, personal y sobre todo aficionados)", afirmó sobre las prioridades.

"Es importante acabar la competición, reducir en términos económicos el impacto negativo de esta crisis. Pero no podemos actuar al margen de la sociedad que nos apoya todo los fines de semana y de los que nos protegen las 24 horas y los 7 días de la semana", sentenció.

Pero las declaraciones no se quedaron ahí porque este viernes, después de las interpretaciones surgidas, decidió abrir un nuevo hilo para matizar sus palabras ante la trascendencia que habían tenido:

"Nosotros no hemos cambiado cada semana o cada día en función de los acontecimientos como han hecho otros. Fuimos los primeros en suspender actos y entrenamientos de la cantera, y en solicitar aplazamientos por respeto a nuestros aficionados cuando se quiso continuar a puerta cerrada (antes incluso del estado de alarma). Y ahí nos mantenemos".

"Nunca hemos dicho que queramos que se suspenda la competición. Ni lo queremos, porque el Real Oviedo siempre se ha ganado en el terreno de juego -sin monedas al aire o con el apoyo de los políticos dirigentes- todos los ascensos u otro tipo de logros. No queremos que nadie descienda o deje de ascender sin poder defenderse en el campo".

"Reconocemos nuestros errores, lucharemos en esta aciaga temporada hasta la última gota de sangre y sudor para salvarnos, pero queremos hacerlo con el calor de los nuestros en las gradas, entre los que también hay sanitarios, empleados de supermercados, policías, militares...La afición del Real Oviedo se merece un respeto. ¿Lecciones de integridad u honradez? Ninguna", zanjó el presidente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?