Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

COVID-19

La historia de un grupo de albaneses y un jardinero

Llegaron a Santander para tratar de alcanzar Inglaterra como polizones

En Santander, una treintena de ciudadanos albaneses llevan desde el primer día de confinamiento hacinados en un bloque de viviendas abandonado sin agua corriente, luz y tampoco electricidad. Ni siquiera tienen aseos para ducharse o hacer sus necesidades.

Son jóvenes que habían llegado a Santander para tratar de colarse como polizones en los ferries que salen del puerto destino al Reino Unido y que tras la alerta sanitaria no tienen cómo salir de la ciudad.

Asociaciones y colectivos de Cantabria han exigido a la Delegación de Gobierno que busque una alternativa habitacional para estos chicos. “Planteamos como alternativa que se les traslade a polideportivos o albergues que están ahora mismo en desuso porque carece de lo mínimo para evitar el contagio”. Francisco Javier González es jardinero de profesión y el encargado de facilitarles lo básico mientras no lo haga la administración. Desde que se decretó el estado de alarma se desplaza -siempre que la policía se lo permite- con su furgoneta y una cisterna de agua para ofrecerles una ducha.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?