Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

UD Almería

Ripoll: "Puede haber un aumento de lesiones del 50,2%"

Análisis Matemático Predictivo de Ripoll y De Prado

Los doctores Pedro Luis Ripoll y Mariano de Prado.

Los doctores Pedro Luis Ripoll y Mariano de Prado. / LA VOZ

La reanudación del fútbol profesional para disputar las once jornadas que restan en sólo 36 días traerá implícito un aumento del índice de lesionabilidad de los futbolistas de un 50,2% en aquellos clubes que no participan en competiciones europeas. Ese riesgo es inferior en aquellos clubes que sí disputan competición europea y están acostumbrados a jugar más de un partido a la semana. En ellos, el riesgo alcanzará el 39%.

Estas son dos de las conclusiones del Análisis Matemático Predictivo liderado por el traumatólogo Pedro Luis Ripoll y elaborado por Ripoll y De Prado Sport Clinic Centro de Excelencia FIFA y Biyectiva Technology.

El análisis ha sido desarrollado en gran parte en el Centro de Excelencia FIFA que comanda el doctor Pedro Luis Ripoll en Almería con datos allí referenciados. Almería ha sido uno de los epicentros en la elaboración de este minucioso estudio.

El estudio desarrolla un modelo matemático predictivo, sobre la base de que los 11 partidos que restan para concluir la Liga se jugasen en 36 días en el contexto de una pandemia controlada, para hacer una predicción sobre la incidencia de las lesiones.

Los expertos han elaborado una tasa base tanto para los equipos habituados a jugar dos partidos por semana como para los que no. A esa tasa se han aplicado factores correctivos, como el efecto del largo periodo de confinamiento, el estrés psicológico, el aumento el número de partidos y la pérdida del factor protector del entrenamiento bien estructurado.

Factores tenidos en cuenta
El estudio ha considerado además otros factores de difícil cuantificación, como el efecto Covid, la temperatura y humedad, el historial de lesiones de cada jugador, y la facilities de cada club.

Los investigadores entienden que la reincorporación a la actividad competitiva tiene en esta situación, varios elementos que no tienen precedente por tres cuestiones:

“Primero, -explican en su informe- es el periodo más largo de la historia, en el que los futbolistas no se han ejercitado con normalidad. Segundo, -añaden- deterioro de la propiocepción y la coordinación. Tercero, estrés psicológico intenso, condicionado por el hecho de jugar en un contexto social de pandemia”.

En cuanto a la recuperación, la alteración del ritmo de la competición que supondría jugar 11 partidos en 5 semanas modificaría la programación de los entrenamientos e incidiría en un incremento 9,5 % en la tasa de lesiones.

Factores No Cuantificables
En cuanto a los factores no cuantificables, se han tenido en cuenta: El Factor Covid cuyas secuelas una vez superado son alteraciones de la capacidad respiratoria, los efectos cardiovasculares, efectos neurológicos y la inmunidad.

Los posibles contagios por las características del virus y su alto índice de capacidad infectiva, que apuntan a que, en el transcurso de estas seis semanas, algún jugador pudiera quedar contagiado, en el ámbito deportivo o en el familiar.

Temperatura y humedad: A partir de 29ºC y 75% de humedad, aumenta el riesgo, y por encima 32ºC no es recomendable competir.

Facilities: Los medios técnicos, recursos humanos, servicio médico de cada club, incidirán de forma significativa en la tasa de lesiones y en los plazos de recuperaciones.

Lesiones
El incremento del riesgo lesional derivado del largo periodo de confinamiento se sitúa en torno al 20%. El aumento en el riesgo de lesiones derivado del estrés psicológico es del orden del 5%. El efecto protector del entrenamiento se reducirá significativamente, lo que aumentará la tasa de lesiones un término cuantificado del 4.5%”.

Por todo ello, -sostiene- “durante el periodo que resta de liga, los equipos acostumbrados a jugar 1 partido semanal verán incrementado el número de lesiones esperadas de 11.4 a 17.12. Esto supone un incremento de más del 50% en el número de lesiones previsibles en condiciones normales en el mismo periodo de tiempo”.

Equipos en competiciones europeas
Respecto a los equipos con jugadores habituados a participar en competiciones europeas, pasarían de presentar 12.53 lesiones a 17.46 lesiones; un aumento del 40%. Como se puede observar, según se explica en el estudio, “el número de lesiones totales en ambos grupos sería aproximadamente el mismo, entre 17 y 18 lesiones en todo este período.

Sin embargo, “lo que cambia es el incremento en el porcentaje de lesionabilidad de un grupo respecto al otro. La alteración en las tasas lesionales probablemente se percibirán más entre los equipos de segunda división y aquellos de primera no habituados a partidos intersemanales”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?