Lunes, 30 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Abejas

Cómo diseñar un jardín viviente en casa para ayudar a las abejas y a otros polinizadores

Un grupo de apicultores de Cuenca promueve un curso online para acondicionar patios y balcones con el objetivo de favorecer la conservación de esos insectos

Una abeja busca el néctar en las flores de los almendros.

Una abeja busca el néctar en las flores de los almendros. / Paco Auñón

Los últimos datos científicos apuntan a que en las últimas décadas hemos perdido el 40% de los insectos en todo el planeta. El ritmo de desaparición de los polinizadores es rápido y alarmante. Entre ellos las abejas. Además, con la merma de estos animales se pone en peligro la polinización de las flores, la producción de alimentos, la agricultura y, en consecuencia, la supervivencia del ser humano.

Desde el grupo de apicultores asociados en Colmenas Compartidas de Cuenca promueven un curso onlain para avanzar en el objetivo de conservar estos insectos amenazados. Se trata de fomentar la creación en espacios domésticos como patios, terrazas o balcones de unos “jardines vivientes” destinados a abejas, polinizadores y pequeña fauna. Lo hemos explicado en Hoy por Hoy Cuenca con Santiago Cuerda, uno de los promotores de la iniciativa.

Entrevista con Santiago Cuerda en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

“España es el país de Europa que utiliza más productos agrotóxicos en la agricultura”, apunta Santiago Cuerda, “y muchos de los insectos polinizadores se están refugiando en las ciudades”. “Con esta iniciativa del jardín viviente tratamos de recopilar estrategias sencillas, a veces simples manualidades, para proporcionar refugio y alimentación a muchas de estas especies de abejas”.

Desde Colmenas Compartidas apuestan por un cambio de mentalidad. “En este confinamiento hemos podido ver el poder que tiene el planeta y la naturaleza de regenerarse en cuanto le dejamos un poco”, explica Cuerda. “Esta propuesta de jardinería no es más costosa ni en dinero ni en tiempo. Se puede menos protagonismo al césped y más a las plantas aromáticas que tienen néctar para estos polinizadores. Con eso conseguiremos también jardines culturalmente más interesantes porque la mayoría de estas especies tienen usos culinarios y medicinales”.

Otro elemento para el jardín viviente será el agua. “Podemos hacer pequeñas charcas para que puedan beber las abejas y los pájaros. También podemos dejar que surjan algunos rincones de plantas espontáneas como malvas o amapolas muchas de ellas ligadas a cultivos y que ahora casi no las hay por el empleo abusivo de pesticidas como el glifosato al que definitivamente hay que renunciar”.

Desde Colmenas Compartidas proponen que esta idea de jardines que ellos promueven en el ámbito doméstico sea adoptada también por los ayuntamientos a la hora de ornamentar los espacios verdes de pueblos y ciudades.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?