Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus COVID-19

Detectan más toallitas de váter, guantes y mascarillas en la red de saneamiento de València

El Ciclo Integral del Agua tiene que retirar los guantes y mascarillas de las alcantarillas para evitar que lleguen a las depuradoras

El Ayuntamiento recuerda que estos productos no se pueden reciclar y deben ir al contenedor gris

Los guantes y las mascarillas deben tirarse al contenedor gris ya que son productos que pueden estar contaminados y no se pueden reciclar.

Los guantes y las mascarillas deben tirarse al contenedor gris ya que son productos que pueden estar contaminados y no se pueden reciclar. / Getty

El Ciclo Integral del Agua de la ciudad de València ha detectado en las últimas semanas un aumento de la presencia de mascarillas y guantes en los imbornales de la ciudad. Los operarios los tienen que retirar de los filtros de la red de alcantarillado para evitar que lleguen a las depuradoras y dificulten el trabajo de estas plantas. La responsable del área, Elisa Valía, señala en la SER que se recogen más guantes y mascarillas en los entornos de los supermercados y pide que no se tiren al suelo.

Recuerda que son productos que pueden estar contaminados y que el lugar para deshacerse de ellos es el contenedor gris, ya que no se pueden reciclar. Valía explica que por ahora se está consiguiendo que los guantes y las mascarillas no lleguen a las depuradoras, pero pide responsabilidad ya que, en caso contrario, el coste de la depuración del agua de la ciudad se vería incrementado.

En todo caso, Elisa Valía recomienda utilizar mascarillas o guantes reutilizables en lugar de los de un solo uso para evitar el uso tan significativo del plástico, que se ha incrementado desde el inicio de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Más toallitas húmedas

Pero no es el único problema que afronta el Ciclo Integral del Agua: desde que empezó el estado de alarma se ha incrementado entre un 20 y un 25 por ciento la cantidad de toallitas húmedas que llegan a las estaciones de bombeo de las depuradoras.

El Ayuntamiento todavía no ha encontrado una explicación para este cambio de hábito pero, en todo caso, la concejala recuerda que estos productos tienen que ir a la basura ya que generan muchos problemas en la red de saneamiento. El año pasado, sin ir más lejos, terminó la limpieza del colector norte, de donde se retiraron 6 mil toneladas de residuos, sobre todo toallitas húmedas. Costó 10 millones de euros.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?