Sábado, 11 de Julio de 2020

Otras localidades

LIGA SANTANDER LIGA SANTANDER Sigue el Atlético de Madrid-Betis en Carrusel Deportivo con Dani Garrido
Crisis económica COVID-19

Sin técnicos no hay paraíso

Conductores, personal de carga y descarga, escenógrafos, carpinteros, electricistas, pintores, andamistas, riggers, técnicos de gira, maquinistas, utileros, taquilleros, acomodadores, equipo de limpieza, de mantenimiento, de administración, maquillaje, peluquería, sastrería, equipo de iluminación, de sonido, de video, fotógrafos... La crisis del coronavirus ha arrasado con todo

Conductores, personal de carga y descarga, escenógrafos, carpinteros, electricistas, pintores, andamistas, riggers, técnicos de gira, maquinistas, utileros, taquilleros, acomodadores, equipo de limpieza, de mantenimiento, de administración, maquillaje, peluquería, sastrería, equipo de iluminación, de sonido, de video, fotógrafos…

¿Se habían imaginado alguna vez cuántos profesionales, hombres y mujeres, son necesarios para montar una obra de teatro o un concierto? No, ¿verdad? Debemos reconocer que nosotros tampoco. Estar en la retaguardia les ha convertido en invisibles.

Ahora, añadamos unos cuantos proveedores que dependen en mayor o menor medida de su trabajo: material eléctrico, material de sonido, acero, hierro, madera, cartón, pintura, postizos, prótesis, marroquinería, sombrerería, vallas, barras, seguridad, renderización, estudios de grabación, cámaras, restaurantes, hoteles… La lista es interminable.

Juanjo Llorens, diseñador de iluminación / Rafa Arjones

Juanjo Llorens (Alicante, 1967), es diseñador de iluminación, director técnico y docente. Con tres Premios Max de las Artes Escénicas -en 2011 (La función por hacer), en 2013 (De ratones y hombres) y en 2019 (El curioso incidente del perro a medianoche)- es, probablemente, el iluminador más reconocido del territorio nacional.

Pero, por encima de todo, es uno de ellos, de esos miles de profesionales a los que la crisis sanitaria ha dejado en dique seco indefinidamente y que, con toda seguridad, serán los últimos en incorporarse al trabajo. ¿Cuándo? Es casi imposible de prever. Poner en marcha esta inmensa maquinaria será de facto inviable hasta que los teatros o los conciertos puedan llenar al 100 % de su aforo. Pero antes de que eso ocurra, la incertidumbre está servida: “¿En una escena, se podrán besar los actores? ¿En un paso a dos de danza, se podrán tocar los bailarines? ¿A qué distancia tendrá que estar el público?”.

La pandemia les ha dejado sin trabajo; la falta de una regulación profesional estricta en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) y la crisis que las artes escénicas arrastran desde hace mucho tiempo, sin ayudas a muchos; luchar cada uno por su lado les ha perjudicado a todos. La precariedad entra en escena: “Hay unos dramas familiares tremendos”.

En en el mismo barco navegan productores, directores de teatro, directores de orquesta, cantantes, músicos, actores, bailarines, coreógrafos, técnicos...: “Nos tenemos que reinventar y nos reinventaremos”. Y es que, sin técnicos y sin artistas no hay paraíso o, como contaba Nietzsche, sin arte la vida sería un error.

En la parte superior de este artículo pueden escuchar de nuevo la conversación que Juanjo Llorens ha mantenido con Carlos Arcaya en Hoy por Hoy Alicante.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?