Sábado, 08 de Agosto de 2020

Otras localidades

Sánchez: "Europa debe salvar a Europa y estoy convencido que España debe entenderse con España"

El presidente del Gobierno ha agradecido a todos los españoles su "moral de victoria" y ha pedido "unidad" frente a lo venidero

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez / Gobierno de España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido no bajar la guardia en este nuevo periodo que empieza tras el fin del estado de alarma porque "el virus puede volver y puede sacudirnos de nuevo en una segunda ola, y hay que evitarlo a toda costa".

Sánchez ha hecho una declaración institucional desde La Moncloa a pocas horas de que finalice el estado de alarma, en la que ha señalado que ahora "comienza una etapa nueva" en la que "hemos recuperado la calle, reconquistado la movilidad" y en la que "la economía empieza a latir". "Estamos en condiciones de avanzar, tenemos el deber de avanzar", ha añadido.

Además, en esta comparecencia sin preguntas de los medio de comunicación, Sánchez ha insistido en que gracias a la alarma se han podido "salvar miles y miles de vidas" en el país, 450.000 en España y tres millones en Europa según estudios independientes.

Eterno agradecimiento

Sánchez ha hecho un sonado agradecimiento a todos los profesionales sanitarios, a las personas que han trabajado "para que otros puedan parar", a todas aquellas personas que se han quedado en casa. En definitiva, un agradecimiento a todos los españoles que, con entereza, han soportado 98 días de estado de alarma.

Llamamiento a la unidad

El presidente ha asegurado que debemos aprender de los errores de crisis pasadas y ha pedido "unidad" para la reconstrucción del país tras la pandemia. "Europa debe salvar a Europa y España debe entenderse con España", ha sentenciado el presidente. "Solo queda avanzar unidos", ha explicado y ha dicho que el mejor homenaje que se le puede hacer a los fallecidos es precisamente estar unidos frente a lo venidero.

Declaración de Pedro Sánchez

Todos los ignorábamos, pero un virus había entrado en nuestras fronteras sin que los sistemas de prevención pudieran detectarlo. Todos ignorábamos que esto solo era el inicio de una pesadilla que se ha cebado con Europa y ha proseguido su viaje letal a América. Se ha cobrado la vida de cerca de medio millón de personas según la OMS.

La prioridad absoluta era frenar la curva y evitar el colapso de nuestros hospitales. Por ello, el 14 de marzo anuncié la activación del estado de alarma. Sacrificio, resistencia y moral de victoria, es doloroso recordar aquellos momentos oscuros. Nadie podía predecir cuándo y cómo terminar aquella pesadilla. Las heridas psicológicas y emocionales. Hubo que parar la vida para contener al virus, tuvimos que contener un tejido económico que estaba sano. Tuvimos que ofrecer un escudo a las familias más desfavorecidas.

Fuimos golpeados con fuerza, pero resistimos con la misma fuerza. Gracias a ello, tras semanas verdaderamente tenebrosas vinieron las semanas de alivio. Las calles recuperaron la vida, nuestra economía comenzó a recuperar su pulso. En unas horas quedará levantado el estado de alarma.

Precisamente gracias a ese marco constitucional hemos podido salvar vidas. Gracias a ello hemos beneficiado a todas y cada una de las CCAA.

Hemos comenzado a latir, estamos en condiciones de avanzar. No podemos bajar la guardia, tendremos que manteneral alta y seguir a rajatabla las reglas de higiene y prevención. Cada uno podemos ser un muro frente al virus o una vía de contagio. Aunque España mantiene a raya el virus y lo mismo sucede en el conjunto de la UE no es igual en todo el mundo.

El estado está preparando una reserva estratégica para combatir el virus en un futuro. Estamos vigilantes, pero también estamos orgullosos de lo que hemos conseguido juntos.

Como presidente del Gobierno quiero dar las gracias a quienes han estado en primera línea. Gracias a las FFAA por desplegar su profesionalidad y amparo en todos los rincones. Gracias a los trabajadores que nunca se detuvieron para que los demás pudieran parar en seco. Gracias a quienes se han reinventado para mantener nuestra salud mental sana. Gracias al mundo de la cultura. Gracias a nuestros deportistas, a los profesionales de la comunicación y a los trabajadores que cuidan de nuestros mayores. Gracias a los científicos que trabajan de día y noche para conseguir ese remedio terapéutico.

Gracias a los pequeños que han vivido una experiencia que les costaba comprender, gracias a los jóvenes que sufrieron el parón de las clases y el mercado de trabajo. Por eso empleo, formación y vivienda son demandas legítimas.

Gracias a los mayores que han aportado serenidad cuando sentían la amenaza del COVID-19.

Gracias a las mujeres que son mayoritarias como profesionales sanitarios y que se han encargado de los cuidados, nunca olvidaremos las que han sido asesinadas por la violencia machista.

Gracias a las CCAA por el trabajo conjunto que han hecho con el Gobierno de España. Gracias al Ministerio de Sanidad, desde el primero hasta el último. Gracias a todos los ciudadanos por el sacrificio, la responsabilidad y la moral de victoria. Gracias por quedars en casa, es un orgullo ser presidente de este gran país. El trabajo de todos honra la memoria de los que hemos perdido. A todos rendiremos un gran homenaje de estado que presidirá el Jefe del Estado y que tendrá a todas las autoridades europeas.

Hay que volver a reconstruir nuestro país desde la unidad.

Debemos rehabilitar el antiguo edificio de nuestra economía y poner las bases de una nueva economía. Tiene que haber un cambio en el modelo energético, la digitalización.

Necesitamos sectores recuperados, pero también adaptados.

Impulsaremos una comisión mixta de evaluación para analizar el estado de nuestro sistema de protección social en el Congreso y en el Senado. De la pandemia nace una nueva Europa.

En 2008 hubo quienes vieron una especie de castigo por los pueblos del sur de Europa por supuestos defectos morales. Sin embargo, fue el cambio en la política económica lo que propició el progreso.

Hemos aprendido que de la anterior crisis la solidaridad no aporta nada. Es bueno no olvidar las lecciones de un pasado reciente. Es lo que estamos haciendo entre todos. Europa debe salvar a Europa. Estoy convencido que España debe entenderse con España. En los próximos días solicitaremos respaldo activo a las posiciones del Gobierno de España. Europa debe vernos unidos.

Da la sensación de que gastamos demasiado tiempo contentándonos entre nosotros. Lo eficaz es cooperar. Cada vez que lo hacemos da resultados. La sensación que tiene la opinión pública es que esto no es así. No podemos aceptar como algo natural e inevitable que la política se convierta en algo generador de odio. El Parlamento no es un campo para el insulto.

A lo único que debemos renunciar es a la falta de respeto, a la amenaza. A todos nos une una voluntad de convivir. Todos y cada uno tenemos el poder de abandonarlas. La cooperación ha sido fundamental para el combate contra la enfermedad.

En el horizonte tenemos otros enemigos. La unidas ha salvado miles de vidas en nuestro país y puede y debe salvar empresas y empleos. No tengamos miedo de avanzar unidos. El mejor homenaje que podemos hacer los vivos es hacer de este país algo vivible.

Quiero acabar agradeciendo a los ciudadanos su atención. Avanzar unidas y unidos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?