Lunes, 28 de Septiembre de 2020

Otras localidades

EDUCACIÓN

Educación recomienda extender la mascarilla a los alumnos de infantil

Las decisión sobre las extraescolares, que empiezan más tarde que el curso, se tomará más adelante, en función de como avance la crisis

Protocolo educativo para el próximo curso

Protocolo educativo para el próximo curso / Archivo

El curso empezará el 7 se septiembre con 200 profesores más para bajar el número de alumnos por aula y aumentar las horas de refuerzo y  desdobles.  Las actividades extraescolares y los servicios de guardería quedan pendientes de regular.

La Consejería de Educación publicará mañana en el Boletín Oficial de Cantabria el protocolo general que se aplicará en todos los centros el próximo curso, hasta que finalice la crisis sanitaria, después de dos semanas de consultas.

Su titular, Marina Lombó, ha asegurado hoy, en rueda de prensa, que se han atendido "muchas sugerencias" de la comunidad educativa y se han aclarado dudas en una situación que obliga a todos a "ser flexibles".

El documento definitivo recoge algunas novedades, como la recomendación de que los niños de Infantil, de 3 a 6 años, lleven también mascarillas, que no están recomendadas en ningún caso para los de dos, o la posibilidad de que la creación de grupos de convivencia se extienda a los dos primeros cursos de Secundaria.

Las normas sanitarias para evitar contagios de coronavirus serán las mismas en los más de 300 centros de Cantabria, pero no todos son iguales, por lo que cada uno tendrá su propio plan de contingencia para adaptar las reglas a sus características, que se dará a conocer a las familias una semana antes del comienzo del curso.

Estos planes específicos deberán remitirse a la Consejería de Educación antes del 24 de agosto para que los evalúe una comisión, que tendrá que tenerlos todos revisados el lunes 31, de forma que se pueda dedicar la semana siguiente a informar a las familias.

En esos planes de contingencia se especificarán los horarios de recreo, la distribución de las aulas, la organización de los entradas y salidas y todas aquellas cuestiones que afectan a la vida diaria de un centro.

Los "cupos covid", es decir el número de profesores que reforzarán las plantillas de la red pública hasta que acabe la alerta sanitaria, se han cerrado en 86 docentes en Infantil y Primaria y 115 en Secundaria, 201 en total.

"Habrá más profesores que nunca", ha subrayado Lombó, quien ha afirmado que se ha hecho "un esfuerzo sin precedentes" para cumplir con todas las medidas de seguridad y que se suma al incremento de docentes de los cursos anteriores, de 508 desde el curso 2015/2016.

La medida tendrá un coste de 9,3 millones de euros.

"Hemos sido sensibles con las necesidades que nos han trasladado los equipos directivos y creemos que están muy satisfechos con este cupo", ha señalado.

Va a permitir, ha resaltado, un "número de alumnos muy razonable" para poder respetar las distancias y garantizar la seguridad.

Lombó ha explicado que en el protocolo no se establece un máximo número de alumnos para los centros.

Las ratios máximas en Cantabria, reguladas con anterioridad, son de 25 alumnos en Infantil y Primaria, 30 en Secundaria y 32 en Bachillerato.

Más novedades

Otras de las novedades que se han incluido en el protocolo es la suspensión de las actividades complementarias fuera del centro y la recomendación de que tampoco se celebren dentro, porque suponen la entrada de personas de fuera y eso se quiere evitar.

La Educación Física solo se podrá realizar en un escenario de docencia únicamente presencial, con una distancia personal de cuatro metros y, siempre que sea posible, al aire libre.

Y en la asignatura de música no se podrán utilizar instrumentos de viento, porque necesitan de unas distancias de seguridad que no se pueden guardar en las aulas.

Las decisión sobre las extraescolares, que empiezan más tarde que el curso, se tomará más adelante, en función de como avance la crisis.

No se ha regulado tampoco todavía el servicio de guardería, que, según la consejera, es una cuestión más relacionada con la conciliación y se abordará más adelante.

Respecto a los comedores, deberán garantizar la limpieza entre turnos y se podrá permitir que las comidas se sirvan en las aulas.

El protocolo establece también nuevas medidas para el transporte escolar. Se organizará la distribución de los alumnos, combinando las edades de los usuarios con los grupos de convivencia estable y limitando las interacciones físicas.

La distribución la realizará a principio de curso el acompañante del servicio, en colaboración con el equipo directivo de cada centro.

Los alumnos deberán esperar en las paradas, manteniendo las distancias y en orden para acceder al vehículo en fila y por la puerta de delante, con la distribución prevista desde detrás hacia adelante.

La bajada se hará en el orden inverso, sin aglomeraciones, en calma y evitando contactos.

Antes de subir al autobús tendrán que lavarse las manos con gel hidroalcohólico, del que deberá disponer la empresa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?