Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

El PP de Canarias cierra filas ante Hacienda: "no vamos a ser los avalistas de Sánchez"

El alcalde socialista, Augusto Hidalgo, califica de "batalla estrictamente política" el frente contra el real decreto para el uso de los remanentes y reprocha a los conservadores los corsés de la Ley de Estabilidad Presupuestaria

Noelia García, alcaldesa de Los Llanos de Aridane

Noelia García, alcaldesa de Los Llanos de Aridane / RTVC

El descontento de 15 partidos que suman 190 diputados pone en jaque la votación en el Congreso en menos de 30 días del real decreto por el que, tras la aprobación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) con el voto de calidad del socialista Abel Caballero, el Ministerio de Hacienda pretende hacer uso de más de 14.000 millones de euros en forma de remanentes de los ayuntamientos. 

La suma de partidos en contra de los términos del acuerdo avanza sin atisbos ideológicos y acercando posturas en partidos como el PP, Cs, CC, NC, ERC, PdCat, Compromís, PNV o BNG. El Partido Popular se ha mostrado taxativo en su rechazo a ceder los ahorros de sus alcaldías al Estado y ha forzado dos nuevas concesiones por parte de Hacienda: aportar los 70 millones de euros anuales que cuesta a las administraciones locales tener sus recursos en los bancos y un interés positivo del 0,05 por ciento si se abre la posibilidad de devolver los remanentes en 15 años y no en 10 según la propuesta inicial.

Sin embargo, el PP de Canarias cierra filas ante la cartera que dirige María Jesús Montero. En este sentido, la alcaldesa de Los Llanos de Aridane y vicepresidenta de la Federación Canaria de Municipios (FECAM), Noelia García, apunta que "el acuerdo no se ajusta a las necesidades de los ayuntamientos (...) no vamos a ser los avalistas de Sánchez".

Asimismo, la alcaldesa conservadora acusa al Gobierno central de "generar ayuntamientos de primera y de segunda" ya que la partida compensatoria de 5.000 millones de euros solo se repartirá entre aquellos municipios que pongan a disposición sus ahorros, "excluyendo a unos 3.000 ayuntamientos" cuyas arcas no pueden hacer alarde de remanentes. "Todos hemos tenido que afrontar el aumento del personal de limpieza, de gasto en los servicios básicos o ayuda a las personas con las rentas de emergencia", insiste. 

En el último escalón de las negociaciones, precedidos por las administraciones autonómicas y los Cabildos Insulares, los ayuntamientos españoles han mantenido firme sus peticiones a Hacienda: un fondo de contingencia y el uso del superávit. Ambas premisas forman parte de la contrapropuesta del Ministerio, aunque la primera de ellas supeditada al préstamo de los remanentes. "Es de vergüenza", señala García, que recuerda que, pese a existir un compromiso de reparto de los fondos europeos, los municipios todavía no conocen qué cantidades les cederá el Estado. "Ya es bastante raro que todas las opciones políticas estén en desacuerdo con este documento y solo el partido socialista esté a favor. Algo chirría cuando uno va en sentido contrario en una autopista donde todos los coches vienen de frente, por lo menos tendría que hacérselo mirar", concluye. 

El PSOE se queda solo en la autopista, aunque según el presidente de la Comisión de Hacienda de la FECAM y alcalde de Agüimes, Óscar Hernández Suárez (Agrupación de Electores Roque Aguayro), también con discrepancias internas, con alcaldes socialistas que exigen una mejora del texto. Sin embargo, los primeras espadas en el Archipiélago, como el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, defienden a capa y espada la línea socialista. "Es un acuerdo buenísimo (...) Puedes utilizar el superávit (tras la desaparición de la regla de gasto para 2020), dan dinero a fondo perdido para transporte (hasta 400 millones de euros) y si quiere, solo si quiere, puede prestar los remanentes". 

Hidalgo tilda el frente plural contra la propuesta del PSOE de "batalla estrictamente política" y carga contra el PP, reprochando la creación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012 que pretendía blindar el equilibrio fiscal de los ayuntamientos pero que ha sometido los ahorros municipales a la merma en los bancos.  "Han decidido ir a por el Gobierno, curiosamente alcaldes del Partido Popular, que aprobó que no pudiéramos utilizar ni el superávit ni los remanentes y que tuviéramos una regla de gasto. Los mismos que prohibieron esto, ahora que nos dejan utilizarlo dicen que es poco", añade a la par que califica las actuaciones de Hacienda como "soluciones a la carta" en las que cada corporación se reserva el derecho a ceder o no sus ahorros valorando su capacidad de liquidez. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?