Sábado, 05 de Diciembre de 2020

Otras localidades

"La gente dejará de venir si no se puede fumar"

Los restauradores no ven con buenos ojos las nuevas restricciones del Govern para frenar la propagación del coronavirus

Clientes en la terraza de un bar.

Clientes en la terraza de un bar. / Europa Press

Los establecimientos de restauración no ven con buenos ojos las nuevas restricciones anunciadas ayer por el Govern. En concreto, la prohibición de fumar en cualquier espacio público aunque se respete la distancia de seguridad y la reducción del aforo del 75 al 50%. Los restauradores piensan que el ejecutivo de Armengol está tomando estas medidas para que los bares y restaurantes echen el cierre.

En el centro de Palma ya empiezan a aplicar las normativas, aunque entran en vigor mañana. En la SER hemos podido hablar con la dueña de un bar que ha mostrado su descontento con las decisiones del Govern en relación a la reducción de aforo: "Quieren que cerremos los negocios sin pagarnos ni un duro, que nos vayamos a casa encerrados como borregos, pero pagar impuestos y que paguemos las terrazas, sí. Ellos darnos nos dan una patada en el culo".

En esta misma línea, el dueño de una cafetería considera un "sinsentido" las restricciones de la administración autonómica y asegura que se trata de propaganda: "No tienen sentido para mí muchas de las restricciones que se han tomado. Veo que las toman para justificar para hacer algo y ya está".

Por otro lado, hay restauradores que comprenden este nuevo decreto del equipo de Armengol y están a favor siempre que los otros bares o restaurantes respeten la normativa: "Si es para evitar males mayores lo veo bien, pero cuantas menos mesas, menos entradas de dinero".

Otra de las restricciones golpea directamente al tabaco. Y es que a partir de mañana ya no se permitirá fumar en espacios públicos aunque se garantice la distancia de seguridad. Es algo que puede afectar a los establecimientos de restauración, donde hay opiniones dispares.

"Es una tomadura de pelo. Francina Armengol es una sinvergüenza que nos está arruinando a todos los negocios. Eso de dejar de fumar ahora, sólo en tu casa. ¿De qué va? Antes fumar no contagiaba, ahora contagia", explica la dueña de una cafetería.

"La gente dejará de venir si no se puede fumar. Eso lo veo excesivo. Si estás en una mesa charlando con un amigo o un familiar, ¿por qué no puedes estar fumando mientras no molestes a los demás? No lo veo lógico", cuenta una mujer que regenta un restaurante.

No poder fumar en las terrazas puede suponer un problema, ya que los restauradores ven que pueden perder clientes. Si vieran a un cliente con un cigarro en la mano, les pedirían que lo apagasen, que se fueran o, si hiciera caso omiso, llamarían a la policía. En la SER hemos querido conocer también la opinión de algunos fumadores que frecuentan terrazas.

"Yo no voy a ningún bar porque si no puedo sentarme a tomar café y fumar un cigarrillo, lo hago en casa y ya está", indica un fumador. Mientras, otros dicen que "se puede fumar perfectamente" si no se molesta a otras personas. Por ello, exigen que se "deje una distancia para poder fumar".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?