Sábado, 31 de Octubre de 2020

Otras localidades

Sentencias

Condenada a diez años de prisión la mujer que acusó a su expareja de echarle pegamento en la vagina

La sentencia de la audiencia provincial de León también condena a su cómplice de simulación de los delitos a siete meses de multa

La mujer que simuló ser una falsa víctima de violencia de género era de Fabero

La mujer que simuló ser una falsa víctima de violencia de género era de Fabero / Radio Bierzo

El fallo de la Audiencia provincial de León considera a Vanesa Gesto, conocida como la víctima del pegamento en la vagina, culpable de dos delitos de simulación de delito y otros dos delitos de detenciones ilegales por los que se le condena a un total de diez años de prisión, el pago de una multa de diez meses y la indemnización de 25.000 euros a su expareja, Iván Rico, al que acusó falsamente en el año 2016 de haberla secuestrado y vejado hasta el punto de haberle echado pegamento en la vagina.

La sentencia, que recoge en 238 páginas todos los detalles y datos de este escabroso suceso que dejó perpleja a toda la sociedad, asume prácticamente al completo la petición de la Fiscalía del área de Ponferrada que investigó el suceso y que solicitaba en sus calificaciones previas 11 años y 8 meses de prisión, por lo que la Audiencia sólo reduce en un año y ocho meses esta petición.

En donde sí hay difencia es en la condena contemplada para el cómplice de Gesto, al que se le aplica la atenuante de confesión de la infracción a las autoridades en la condena de cómplice de simulación de delito, por lo que su resposabilidad se ciñe al pago de una multa de siete meses a razón de diez euros diarios, además del pago de una cuarta parte de las costas y de asumir la responsabilidad subsidiaria en la indemnización al falso acusado de un delito de violencia de género.

Ell tribunal considera que "había actos preparatorios" encaminados a dar credibilidad a la "notitia criminis" que la condenada iba a trasladar oficialmente a las fuerzas de seguridad y a los tribunales. Y queda claro que fueron concebidas por la propia Vanesa para "asegurarse la detención e ingreso en prisión con caracter indefinido de su expareja Iván Rico", que había quedado libre días antes de la denuncia.

Y es que, en los fundamentos , el fallo indica que queda claro que la escenificación y actos preparatorios fueron concebidos por la propia Vanesa para "asegurarse la detención e ingreso en prisión con carácter indefinido de su expareja Iván Rico", que había quedado libre días antes de la denuncia tramitada entre agosto y octubre de 2016. Una cuenta falsa de correo electrónico y los materiales adquiridos por ella misma en un establecimiento regentado por chinos en Fabero dejaron al descubierto una historia truculenta que dejó perpleja a toda la sociedad que la había identificado como una víctima y que había asumido el rol de defensa de un caso que sin embargo, y según las pruebas, no se creyó su propio siquiatra, al que no le cuadró la victimización y dramatización de su situación.

Por último, la sentencia también hace una reflexión sobre el papel de los medios de comunicación en este caso. Según el Tribunal, en ningún caso se puede atribuir la detención de Iván Rico a la sobreexposición periodística del relato de Vanesa pero sí se reconoce que Vanesa quiso generar a través de los medios un estado propicio de respaldo entre la opinión pública.

El relato de la falsa víctima

Los hechos tuvieron lugar entre agosto y octubre de 2016. Un día antes de que Iván Rico saliese de prisión por otras causas, Vanesa le denunció y pidió su permanencia en prisión alegando que su vida y la de su hijo corrían peligro. “Ninguna pulsera te van a proteger a ti ni a tu hijo”, rezaba en uno de los mensajes que se habían remitido, según las pruebas conseguidas por la guardia civil a través de una cuenta falsa del correo electrónico. Vanesa consiguió, en ese momento, privarlo de libertad durante dos meses y 19 días. Piden 11 años y 8 meses de prisión para la berciana

Posteriormente, Iván sale de prisión el 14 de octubre y el día 16 Vanesa prepara su falso secuestro comprando todo lo necesario en un “bazar chino” de Fabero. Su denuncia volvió a llevar a prisión a Iván durante nueve días, hasta que la guardia civil consiguió con las grabaciones de cámaras colocadas en la vía pública demostrar que quien le había llevado a Bembibre era su amigo y que todo había sido una farsa.

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?