Martes, 20 de Octubre de 2020

Otras localidades

LA VENTANA LA VENTANA Sigue en directo 'El juego de los detectives'
Turismo naturaleza

Nos vamos de excursión, por el cauce del río Escabas, hasta la cascada del Fraile

Comienza una nueva temporada del espacio de rutas y naturaleza por la provincia de Cuenca que coordina en la SER, Fernando Carreras

La ruta parte desde el río Escabas en Poyatos (Cuenca).

La ruta parte desde el río Escabas en Poyatos (Cuenca). / Fernando Carreras (EcoExperience) / Wikipedia

Con el comienzo de la nueva temporada en SER Cuenca retomamos el espacio semanal Nos vamos de excursión que coordina Fernando Carreras, de EcoExperience, y que emitimos los viernes en Hoy por Hoy Cuenca. Y comenzamos a lo grande. Vamos a aprovechar que todavía no han llegado los días de frío a la Serranía de Cuenca para hacer una ruta de senderismo con una parte de la misma acuática, de manera que tenemos que preparar calzado que se pueda mojar y un bañador o pantalones cortos (no nos cubrirá más de la cintura), pero merecerá la pena para llegar,d esde Poyatos, a la impresionante cascada del Fraile.

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Es cierto que hay rincones de la Serranía que, sobre todo este año, hemos visto muy degradados por la acción de las personas, el paso de vehículos y las basuras acumuladas. De hecho, nos gusta en este espacio concienciar siempre del respeto y cuidado cuando realizamos alguna de estas rutas. Hay rincones de gran valor natural que nunca mostramos, pero este rincón, aunque pueda parecer difícil de encontrar, aparece hasta en Google Maps, por lo tanto nos animamos a mostrarlo desde aquí.

La ruta discurre en algunos tramos por el cauce del río. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Para llegar, debemos dirigirnos hacia la zona del río Escabas un poco antes del pueblo de Poyatos. Salimos de Cuenca dirección Villalba de la Sierra, de ahí a Las Majadas para coger la carretera que va hacia el parque cinegético de El Hosquillo. Seguimos dejando a un lado el desvío al área recreativa de Lagunillos, que ya visitamos en una ocasión, pasamos el albergue de Tejadillos y el Monumento a la Madera de Gustavo Torner y, un poco más adelante, dejamos a la izquierda el Campamento Pío XI. Aquí debemos ir muy atentos porque ya a unos metros más adelante veremos a mano izquierda una zona amplia apartada al lado de la carretera que es donde debemos dejar nuestro coche.

El paraje por el que caminamos es de un gran valor medioambiental. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Desde este punto, comenzaremos la ruta. Para empezar e ir entrando en calor, debemos cruzar el propio río Escabas, aunque en esta zona no tiene mucho caudal por lo que el paso es fácil y el agua nos llega a mitad de la pierna aproximadamente. Al otro lado del río ya vemos que llegan las aguas de un afluente al Escabas. Es el conocido como arroyo Frío y, tras pasar el Escabas, nos podemos hacer una idea del porqué del nombre de este arroyo, sus aguas suelen estar bastante frías, por eso debemos aprovechar a hacer la ruta en días que las temperaturas no sean muy bajas.

Tras pasar a las orillas del arroyo, veremos que hay una senda que va discurriendo paralela al propio arroyo entre montes de pino negral, encinas, y robles, típico monte serrano, muy cerrado con valles y cortados en la caliza, como el que vamos a ir atravesando.

Cascada del Fraile. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Al rato de empezar a andar veremos que la senda nos dirige hacia el propio arroyo y aquí ya pasaremos diferentes zonas por el interior del río, subiendo en todo el rato en contra de la corriente hacia la parte alta del cauce. Veremos que hay diferentes opciones para poder pasar por las orillas, a veces más fácil, otras subiendo por las riscas si no nos queremos mojar totalmente, aunque hay tramos que no lo podremos evitar.

Tras un rato andando, veremos que la zona se vuelve más cerrada y los musgos cubren las zonas de agua entre las sargas de las orillas y escucharemos el estruendo del agua que forma la cascada. Al avanzar ya veremos una zona amplia, en la que cae una cascada de gran altitud, que por la forma de las tobas, se parece a la cabeza pelada de un fraile, de ahí su nombre. Veremos en la parte baja una gran poza en la que en verano algunos valientes deciden refrescarse.

Existe también una posibilidad de llegar hasta aquí desde el albergue del Cerviñuelo, pero el recorrido es mayor y más complicado. Desde la cascada solo nos queda volver sobre nuestros pasos hasta el punto de inicio, con los pies totalmente fríos, pero relajados. El recorrido total de la ruta será de unos 4 kilómetros entre ida y vuelta de manera que, exceptuando los tramos por el interior del río, se puede decir que es fácil.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?