Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Pepe, el hijo del sacristán de la Colegial

José Rodríguez Carrión

José Rodríguez Carrión / Radio Jerez Cadena SER

No te tocaba aún, Pepe. Por mucho que se empeñase ese maltrecho corazón que nunca te cupo en el pecho, no tenías edad todavía para marcharte. Te lo notaba en la rotundidad de los argumentos de tu última firma en Radio Jerez, hace sólo cinco días. La misma que escucho a esta hora de fondo, incapaz aún de dar crédito a la noticia con la que amanecíamos hoy.

Porque esta ciudad, en sus circunstancias actuales, no puede permitirse prescindir tan tempranamente de personas como tú. El hijo del sacristán de la Colegial, del que siempre presumías orgulloso cada vez que tenías ocasión, fue un hombre comprometido con su ciudad. Por ella aparcó la profesión de Medicina para ser político municipal en un período clave para la transformación de la ciudad.

Años después tuvo la virtud de apartarse de la política antes de que la política le apartara a él. Comenzó entonces una productiva etapa como docente en la Universidad, y casi a la vejez tuvo que reinventarse como trabajador autónomo inaugurando el Instituto Médico Carrión.

Pero los que tuvimos la suerte de conocerle, y quererle, supimos de unas cualidades humanas que todavía superaban las profesionales. Cercano, sincero, un poco deslenguado, socarrón y bonachón a la vez. No era difícil verlo con Cova su mujer, ¡ay Cova!, en sus paseos interminables por la Avenida. No he conocido una pareja que se quisiera más. Ni he visto a un tío, el tío Pepe, más volcado con sus sobrinos, que llenaban la ausencia de los hijos que nunca tuvieron.

Desde el estudio de Radio Jerez. En la misma mesa donde disfrutamos de tantas y tantas tertulias, te estamos echando ya de menos, Pepe. Parece que vas a entrar de un momento a otro por la puerta lanzando cualquiera de tus exhabruptos. En nosotros también , dejas un vacío imposible de llenar. Porque no sólo perdemos al colaborador y al contertulio. Perdemos a un amigo de verdad. Sin dobleces y de los que van de frente por la vida. Con sus virtudes y sus defectos, pero muy necesario en los tiempos que corren.

El hijo del sacristán de la Colegial ha dejado huella en este casa y a quien les habla. No era todavía el momento, Pepe, no lo era. Descansa en paz.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?