Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

La consejera niega haber improvisado pero el PP pide su reprobación por el "desastre" del inicio de curso

Las pruebas PCR a los docentes se prolongarán hasta el domingo, sin certeza de que los resultados lleguen antes del retorno a las aulas

Durante el debate, la consejera llegó a ofrecer su mascarilla a la diputada Gloria García, que cuestionó la calidad del material de protección enviado a los centros.

Durante el debate, la consejera llegó a ofrecer su mascarilla a la diputada Gloria García, que cuestionó la calidad del material de protección enviado a los centros. / Armando Álvarez

La consejera de Educación, Carmen Suárez, ha comparecido este martes en la Junta General, a una semana del inicio del curso escolar, dispuesta a defender su gestión a pesar de la tormenta perfecta en la que solapan la evolución de la epidemia de coronavirus, las dimisiones en su departamento, la crítica generalizada de los sindicatos de docentes y los cambios de criterio en los preparativos para el retorno a las aulas. Pese a todo, Suárez, sostiene que ha trabajado sin improvisar y adoptando las cautelas necesarias para garantizar la seguridad de alumnos y docentes, de los que asegura que se ha contratado más que en otros cursos. La oposición niega todo su discurso y el Partido Popular (PP) ya ha registrado la iniciativa por la que el parlamento votará su reprobación.

El PP ha llevado la voz cantante en esa enmienda a la totalidad de la gestión educativa en que se ha convertido por unos minutos la sesión de control al gobierno en el parlamento autonómico. Su diputada Gloria García repasó la cronología de la preparación del curso, que a su juicio ha sido tardía, y plagada de cambios de rumbo y de "mensajes manipuladores", en particular en lo relativo al refuerzo de plantillas de profesorado. La del PP asegura que hay incluso menos docentes que otros cursos, aunque la consejera Carmen Suárez le ha respondido que "hay muchos más efectivos que el año pasado" por las contrataciones para tender los grupos COVID, la nueva confuguración de las aulas para prevenir la propagación del coronavirus en colegios e institutos.

La consejera ha presumido justo de lo contrario de lo que le acusan, de haber eludido la improvisación para garantizar un curso seguro y añadió que las instrucciones cambiantes obedecen a un escenario sanitario que igualmente cambia a cada momento. Ha defendido la campaña de pruebas PCR a todos los docentes, aunque de nuevo el PP señala que se va con retraso y eso amenaza el inicio de las clases. "Se van a hacer PCR hasta el domingo y el martes comienzan las clases ¿Qué va a sucerder si aparecen positivos? Un desastre, señora Suárez", le ha espetado García.  La consejera cree en cambio que las pruebas se están haciendo de modo ordenado frente a lo visto en Madrid, aunque reconoce que hay riesgo de que el coronavirus altere el discurrir del curso: "La situación que viene es complicada y no hay riesgo cero, por eso trabajamos codo con codo con la consejería de Salud".

Las críticas al gobierno no han venido solo de la derecha. La diputada de Podemos, Nuria Rodríguez, le ha pedido más dinero para contratar profesores, asegurando que abandonan a los alumnos que más los necesitan, los de atención a la diversidad. El voto de Podemos puede ser decisivo cuando la próxima semana llegue el pleno la propuesta de reprobación que el PP ha registrado ya, y que Carmen Suárez afrontará cuando el curso ya esté marcha.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?