Miércoles, 21 de Abril de 2021

Otras localidades

Opinión

'Pateras' por Pepe Belmonte

Escucha aquí el comentario de opinión semanal para el programa Hoy por Hoy Murcia del catedrático de Literatura de la UMU, Pepe Belmonte

Imagen de una patera llegada a las costas de la Región

Imagen de una patera llegada a las costas de la Región / EUROPA PRESS

Pateras

Creo que estamos todos de acuerdo en que, si no existiera la maldita pandemia, la noticia más destacada de estos últimos días, la que sería portada de todos los informativos de la Región, sería, sin duda, el asunto de la llegada masiva de pateras a las costas murcianas.

Cientos de argelinos que se lanzan a la aventura de una vida mejor y que una vez en tierra, buscan el modo de burlar a las autoridades huyendo de los lugares en los que se les recluye para comprobar su estado de salud y buscar una solución a su causa.

De ahí que haya surgido nuevamente, tanto en la prensa como en las redes sociales, la figura del senador Bernabé, quien, de entrada, pide, una y otra vez, la cabeza del delegado del gobierno, el socialista José Vélez, que, como dije en su día, nunca va a igualar la eficacia, la inteligencia y el trabajo bien hecho de su antecesor, Paco Giménez.

Bernabé, cuya soberbia es bien conocida, ha olido la sangre y echa la culpa al delegado del gobierno de todos los desmanes que se están produciendo en tal sentido. Deja a un lado, eso sí, la solidaridad, de la que él entiende bien poco, y saca a relucir su vena de sheriff con dos pistolas, dispuesto a tomar la calle, como si fuera suya. Como Fraga en sus mejores tiempos.

Se olvida de que se trata de una cuestión que trasciende el ámbito de las comunidades y también el del propio Estado. Un problema que tiene que ver con la desigualdad social, con la guerra y con la pobreza que sufre el continente africano.

Y nosotros, por nuestra parte, no olvidamos quién fue y con qué violencia y poco seso actuó Francisco Bernabé, el actual senador Bernabé, en la época en la que a alguien se le ocurrió regalarle el traje de delegado del gobierno para que hiciera de las suyas y popularizara el llamado "efecto látigo", con el que pretendía raparle el rabo a todos los pobres perros.

Menudo jenares, que diría mi padre.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?