Miércoles, 25 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Movilidad sostenible

"La medida no tiene carácter recaudatorio ni trata de fastidiar a nadie", dice Aburto

"Queremos menos accidentes y, por supuesto, ningún muerto. Queremos menos polución efecto de los gases invernadero y menos ruido", ha añadido el concejal de Movilidad, Alfonso Gil

Bilbao se ha convertido este martes en la primera ciudad del mundo de más de 300.000 habitantes en la que la velocidad de los vehículos ha quedado limitada a un máximo de 30 kilómetros/hora en la totalidad de sus calles, con el objetivo del Ayuntamiento de que la capital vizcaína sea "más sostenible, más tranquila, más segura y más humana".

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto y el concejal de Movilidad, Alfonso Gil , han oficializado la puesta en marcha de la medida en una comparecencia ante los medios en la que han puesto de relieve que esta limitación del tráfico a 30 km/h no tiene carácter "recaudatorio", han pedido "respeto" a la nueva norma y han considerado que, pese a las críticas recibidas, la iniciativa será beneficiosa para la ciudad y un "éxito".

Aburto ha destacado que se trata de una medida "madurada" con expertos técnicos y ha dicho que es necesario tener una "perspectiva temporal larga" para comprobar los efectos de una limitación de la velocidad del tráfico con la que se quiere "reducir el impacto medioambiental y el ruido de los vehículos, mejorar la seguridad vial con menos accidentes y propiciar el uso de otros transportes menos contaminantes, como ir en bici o a pie".

El alcalde ha recordado que el Ayuntamiento ya implantó la reducción de la velocidad máxima a 30 km/h en un 87 por ciento de sus calles en junio de 2018 (el resto de las vías tenían como tope 50 km/h hasta hoy), con un "balance positivo".

Aburto ha asegurado que la medida no tiene carácter "recaudatorio" ni trata de "fastidiar a nadie", y ha añadido que el Ayuntamiento quiere establecer un "periodo pedagógico" con los conductores, aunque ha indicado que en este primer día de la limitación de la velocidad no habrá multas, "a no ser -ha apostillado- que la contravención de la norma sea flagrante".

Ha señalado que la medida conllevará "cambios en los hábitos de conducción" y puede generar "incertidumbre", aunque ha pedido "comprensión" y ha reclamado a los conductores "respeto y precaución" a esta limitación de la velocidad.

Alfonso Gil ha señalado que la medida forma parte del Pacto por la Movilidad Sostenible que firmaron todos los grupos políticos de Bilbao en junio de 2018 y, ante las críticas recibidas por parte de diferentes sectores -comerciantes, taxistas, conductores...-, ha estimado que con esta medida ocurrirá como con la ley antitabaco, con la que la gente ya está habituada a no fumar en lugares públicos y hoy "parecería un anacronismo" lo contrario.

El concejal de Movilidad se ha mostrado convencido de que la medida será un "éxito", ha indicado que el Ayuntamiento está en contacto con todos los sectores que puedan verse afectados y ha defendido los efectos "beneficiosos" que ha tenido esta limitación de velocidad en ciudades más pequeñas en las que se ha implantado.

"Queremos una ciudad sin humo y sin ruido, no sin vehículos. Esto no es ninguna guerra contra el vehículo", ha remarcado Gil.

Ha señalado que en las calles con el tráfico a 50 km/h como máximo, "el comercio decae", mientras que este sector "revive" cuando la velocidad se limita a 30 km/h o se peatonaliza una calle.

"No creo que alguien deje de venir a comprar a Bilbao porque a la entrada tenga que venir un poco más lento", ha señalado Aburto.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha esta limitación de velocidad en la jornada "Bilbao sin mi coche", con la que ha cerrado la Semana Europea de la Movilidad

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?