Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Otras localidades

El coronavirus estigmatiza a quien lo padece

También se produce un rechazo hacia la gente que vive en una localidad que está confinada o donde hay una alta incidencia del virus

Hombre señalando

Hombre señalando / Getty images

Nadie está libre ahora mismo de contagiarse de coronavirus pero, a pesar de esto, todavía hay personas que señalan y culpan a quienes padecen la enfermedad o se encuentran en una localidad confinada.

Desde siempre, "todas las enfermedades tienen cierto estigma", asegura el sociólogo Agustín Huete. "El estigma es una asociación negativa entre una enfermedad y un grupo de personas (...) El estigma del coronavirus se está asociando fundamentalmente con personas por su localización geográfica o la edad. Los jóvenes están siendo bastante estigmatizados por esta enfermedad", reconoce este sociólogo en la entrevista mantenida en A vivir Castilla y León.

Sin competir por llegar de una zona que había estado confinada

Los ejemplos de discriminación por coronavirus son muchos. Durante el estado de alarma hemos conocido como médicos, enfermeras o trabajadores de surpermercados recibían notas en sus casas de vecinos que "no querían que trajeran el 'bicho' al edificio", ya que trabajaban en lugares de riesgo.

Tras el confinamiento, en el momento que volvimos a relacionarnos, apareció la fobia hacia las personas que habían tenido la enfermedad o que llegaban desde localidades con una alta incidencia de casos de coronavirus. Y en verano, cuando se volvieron a confinar localidades, el estigma hacia sus habitantes aumentó.

Por ejemplo, un club ciclista de Aranda de Duero (Burgos) no pudo participar en una competición este verano porque "el Gobierno de Cantabria entendió que era un riesgo nuestra presencia", nos cuenta Héctor García Domingo, secretario del Club ciclista Arandino y director deportivo nacional de los equipos cadete 'Bici Aranda' y 'Junior Recambios',. No pudieron competir a pesar de que en el equipo no había positivos y las medidas restrictivas se habían terminado en su localidad. 

Hay negocios que pueden cerrar porque los clientes tienen miedo

El caso de Pedrajas de San Esteban (Valladolid) es similar al de otras localidades que han sido confinadas. Tras el estado de alarma, fueron confinados de nuevo. Se les levantó la restricción pero los datos han provocado que vuelvan a tener limitados los movimientos. Esto está produciendo un estigma en sus vecinos que tienen que soportar que desde otras localidades les señalen, pero además "se ha dañado la imagen de Pedrajas. Ahora está asociada al coronavirus y esto está afectando a los negocios", asegura Eulalio Escarda, vicepresidente de la Asociación de comercios de Pedrajas. Los comerciantes de la zona aseguran que han perdido a sus clientes por el miedo al coronavirus y algunos autónomos ya están pensando en echar el cierre.

En una situación como esta hay que tener claro que cualquiera puede pasar la enfermedad o estar confinado. Señalar a quien la padece produce un estigma difícil de eliminar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?