SER Foodie MallorcaSER Foodie Mallorca
Gastro
SER Foodie Mallorca

Bar Cifre de Pollença. Fem un Variat!

III mostra del variat Mallorca Degusta

Bar Cifre de Pollença. Fem un Variat! / Cristina Ortega

Pollença

La relación del Bar Cifre con el variat nos traslada al año 1990, cuando Tomeu Cifre y su esposa, Francesca, abrieron las puertas de este bar en Pollença. En aquel tiempo, como recuerda hoy su hija Maria, “trabajábamos toda la familia: los padres, las tres hijas y la abuela también nos ayudaba”.

Cristina Ortega

“La época de los años 90 fue muy guapa, porque venían muchos estudiantes que iban al instituto que hay en la misma calle”. Aquí “desayunaban un pa amb oli tostado o un variat”. Años después, “muchos de ellos todavía vienen, y ahora lo hacen con sus familias e hijos”, explica.

En 1998 la familia Cifre decidió traspasar el local que, por cosas del destino, cinco años después reabrieron sus hijas hasta hoy.

Desde sus inicios, las tapas son el referente en este templo del variat: “Siempre hemos preparado más o menos las mismas, hemos quitado algunas y añadido otras”, explica Maria, quien detalla que el variat normal del Bar Cifre incluye “entre cinco y seis variedades de tapas: frit mallorquín o de marisco (depende de lo que tengan aquel día), callos, lengua con alcaparras, albóndigas, pica pica y ensaladilla rusa”. Si algún día falta algo, lo prepararan igualmente “con menos variedad”, y también existe la posibilidad de pedir un variat personalizado: “Pides las tapas que quieres que le pongamos al plato”, explica, y enseguida recuerda que “no a todo el mundo le gustan las mismas”.

Cristina Ortega

Al Bar Cifre acuden a comer variats pequeños y mayores: “Este plato gusta a casi todo el mundo, y lo comen desde los jóvenes, los de mediana edad, hasta los mayores”. A la mayoría, detalla Maria, “le gusta escoger lo que quiere dentro del plato”.

La especialidad que no falta nunca en el variat de este templo pollensín “es la típica de Mallorca: el frit mallorquín. Lleva bastante trabajo prepararlo”, reconoce, y a continuación detalla sus ingredientes: “Los básicos son las vísceras de cordero o lechona (nosotros utilizamos esta última), la patata cortada de canto muy pequeña y frita, la cebolla tierna, un par de ajos, pimiento rojo cortado pequeño, hinojo y un poco de pimentón picante para darle un sabor especial”.

Publicación de El llibre del variat mallorquí. Redacción: Aina Solano/ Fotografías: Cristina Ortega/ editado por Disset Edició y Radio Mallorca

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad