Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"El COVID muestra dramas humanos porque los pacientes mueren solos": la opinión de un médico sobre la pandemia

José Carlos Fernández, jefe de Cirugía del hospital gijonés de Cabueñes, es el autor de la historia del matrimonio octogenario que despidió a su hijo fallecido por coronavirus

Asturias se acerca a los 850 fallecidos por la pandemia desde el pasado mes de marzo. Muertos que tienen nombre, apellidos y familia pero que, tras ochos meses de pandemia, para la mayoría de la sociedad acaban siendo números. "Nos hemos olvidado pero supongo que es un mecanismo de defensa. Todos queremos volver pronto a la normalidad y, a veces, intentamos hacerlo de una manera muy rápida tratando de pasar página. Los números son fríos y todo ello contribuye a que lo minimicemos", ha explicado José Carlos Fernández.

La reflexión es del jefe de Cirugía del Hospital de Cabueñes. El equipamiento gijonés está sufriendo especialmente esta segunda ola con una elevada ocupación cercana al 90% aunque él trata de aporta humanidad. "Hay que pensar que detrás de cada persona hay una historia, una familia... A mucha gente seguro que les ha tocado algún vecino o conocido. Por eso me niego a que sean solo números. Es cierto que muchos días pasas de largo pero, de vez en cuando, tienes escenas que te devuelven a la realidad".

Se refiere el doctor a la situación que expuso el pasado lunes en su cuenta de Twitter y que ha removido muchas conciencias. "Es un válvula de escape. Lo usé para desahogarme de unas semanas que llevamos duras. Nosotros somos segunda línea y ayudamos a los compañeros de Medicina Interna, Neumología, UVI y Urgencias que son los que realmente están en primera. Estás en una planta de pacientes con COVID-19 viendo a algunos de los que habíamos operado y te encuentras con que dicen que ha fallecido un chaval y que los padres van a venir a despedirse", ha explicado. Lo siguiente es la imagen que a José Carlos no se le borra de su cabeza. "De repente ves a una pareja de personas que aparentaban ser mayores, es difícil identificar la edad por el equipo de protección, pero la manera de caminar y agarrados de la mano... Es como una bofetada de realidad que te hunde y pensé que lo tenía que contar por si servía para algo", ha recordado.

Para el profesional sanitario, el coronavirus "es un tsunami que nos está llevando y no podemos con él, aunque lo contenemos. Te descubre muchos dramas humanos, mucho sufrimiento porque implica que los pacientes están solos aunque intentamos cogerles la mano y que no sientan esas soledad. Sin embargo, que las familias no puedan estar los momentos finales es algo que les queda para siempre y es muy duro. Lo del otro día reflejaba, precisamente, eso", ha reflexionado.

Otro de los problemas del COVID-19 es el 'olvido' de otras patologías que siguen su curso. "Esto es como un vinilo que tiene cara A y B. La A es que estamos todo el día con números, positivos, fallecidos, dónde hay brotes... Y después está la ocupación que tenemos tan alta que deriva que todas las patologías normales como tumores o lo beningno (piedras en la vesícula, una hernia...) se están retrasando. Ahora mismo, sobre todo, nos preocupa los tumores. Por eso quería transmitir a la gente que tiene que ser consciente de que cuantas más personas se contagien, hay un efecto rebote sobre aquellos que tienen, por ejemplo un tumor, ya que se retrasa todo", ha concluido.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?