Domingo, 17 de Enero de 2021

Otras localidades

Fútbol

1-0.-La UD Ibiza gana sobre la bocina a un poderoso Hércules

El equipo ibicenco es más líder tras ganar su sexto encuentro seguido

Un momento del encuentro de este domingo

Un momento del encuentro de este domingo / UD Ibiza

Ganó la UD Ibiza, consolidó su liderato, pero por primera vez esta temporada le vio las orejas al lobo. En un choque con alternativas, el equipo ibicenco compensó las alternativas en el juego su falta de control y de posesión durante muchos minutos con la pegada que tiene en ataque. Siempre creyó en la victoria y tuvo su recompensa en el tiempo de descuento con un gol de Davo que llevó el júbilo a las gradas de Can Misses.

Un millar de aficionados vieron en directo el sexto triunfo seguido de un equipo que no solo es líder sino que pone tierra de por medio en la tabla aventajando al segundo clasificado en siete puntos.

Era un partido esperado porque medía a los dos equipos llamados a luchar por el primer puesto. Dos conjuntos que solo habían encajado un gol y con individualidades desequilibrantes en esta categoría. El entrenador de los celestes, Juan Carlos Carcedo apostó por el mismo once que había goleado al Valencia Mestalla y tras el pitido inicial los locales se hicieron dueños de la pelota y durante el primer cuarto de hora fueron claramente superiores. Se jugaba en terreno alicantino, el balón siempre estaba en los pies de un jugador de la UD, aunque el dominio no se tradujo en ocasiones claras, más allá de forzar saques de esquina y de dos disparos lejanos de Javi Lara a las manos del portero Falcón y de Kike López que se marchó ligeramente desviado. En cambio, el primer aviso visitante fue mucho más serio. Arrancó la jugada David Sánchez, uno de los destacados del partido y al llegar a las inmediaciones del área ibicenca su conducción rebotó en un defensa de la UD y el balón le quedó franco a Buenacasa que sin oposición alguna encaró al portero Germán que supo achicar espacios y desbarató el disparo del delantero del Hércules. Con el susto en el cuerpo llegó otro golpe para el equipo ibicenco, la lesión de Ekain que con lágrimas en los ojos tenía que dejar el campo los 16 minutos, sustituido por Davo. De repente el Ibiza se desconectó. Manu Molina que era el faro que armaba el juego dejó de tener contacto con la pelota, Lara, omnipresente en el arranque tampoco aparecía y desaparecieron las arrancadas de Kike por el costado derecho. En cambio, asomaron futbolistas como Moyita, Sánchez en la medular visitante o Borja, que quiso mostrar que el bajo rendimiento que ofreció la pasada campaña en las filas del Ibiza no refleja su calidad. Borja amenazaba una y otra vez por la banda izquierda, los visitantes presionaban cada vez más arriba la salida del balón y un impreciso y errástico Ibiza perdía balones cerca de su área que obligaron a intervenir con acierto a un solvente Germán en un par de ocasiones. Fueron los peores minutos de los locales, huérfanos de balón, superados en la zona ancha y apretando los dientes atrás para no llevarse un susto mayor.

Pero el Ibiza tiene esta temporada dinamita en ataque y a punto de llegar al descanso un centro lateral de Javi Lara lo cabeceó Castel obligando a Falcón a una gran intervención, el balón quedó muerto a los pies de Kike López que con poco ángulo estrelló la pelota en el cuerpo del guardameta visitante. Fue la mejor ocasión ibicenca en la primera parte y llegó en el minuto 41, señal de que algo chirriaba en el engranaje del equipo, entre otras cosas porque tenía enfrente a un conjunto con un potencial similar.

Tras el paso por los vestuarios apareció en el césped Rodado por Castel también lesionado. En la segunda parte le siguió costando a los de Carcedo hacerse dueños del choque. El partido se jugaba a lo que quería el Hércules que mantenía vigilados a los jugadores que debían armar el juego local. Pero lo que no conseguía el juego colectivo lo suplían los chispazos individuales. El Ibiza tuvo dos claras ocasiones casi seguidas para adelantarse, primero con un cabezazo de Rodado al Larguero y después una cabalgada de Grima que progresó hasta la frontal y su centro raso lo envió fuera Davo con toda la portería su favor. Pero al margen de esas dos acciones, el control del juego era visitante hasta que parecieron dar por buena la igualada mientras que la UD no perdía la ambición por ganar y empujaba aunque sin claridad para desarmar a la sólida zaga alicantina. El reparto de puntos parecía lo más justo, pero en el tiempo de prolongación el balón le llegó a Ylyas que hacía pocos minutos que había entrado por Kike. El joven extremo marroquí encaró a su defensor y sacó ventaja para enviar un centro perfecto a Davo que cabeceó de forma poco ortodoxa pero efectiva para mandar el balón a la red.

Estallido de alegría en el último suspiro, liderato consolidado, pero también un aviso: En la Segunda B hay y habrá más adelante huesos muy duros de roer. El viaje a Ítaca nunca es un camino de rosas , pero siempre merece la pena emprender el camino.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?