Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

Callejeando

La desconocida calle de Belén

Ninguno de los grandes estudiosos de la toponimia urbana, desde Orellana a Boix, ha podido esclarecer el origen del nombre de esta histórica calle de Valencia.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La tradición de recrear la escena de la Natividad en los conocidos popularmente como Belenes, se remonta al siglo XIII y tiene su origen en Italia. A partir de entonces esta costumbre se fue extendiendo por toda Europa, y de Italia llegó a la Península Ibérica a través del puerto de Valencia, indiscutible puerta de entrada y de intercambio comercial y cultural con el país transalpino. Ya en el siglo XIX se empezaron a producir las figuras a una escala menor y la tradición de montar Belenes se generalizó en los hogares, originándose a su alrededor toda una industria artesanal y el comercio de las piezas en mercadillos y tiendas de imaginería religiosa, que aquí en Valencia, tierra de artistas y escultores, con predilección por la representación festiva de bultos y efigies, -véase las festividades del Corpus o de las Fallas- arraigó con fuerza.

Belén, ciudad de la actual Cisjordania, es el lugar donde la tradición bíblica, siguiendo los evangelios de Lucas y Mateo, sitúa el nacimiento de Jesús, y es por tanto también un topónimo muy extendido en toda la cristiandad. En nuestra ciudad existió desde el siglo XVII el Convento de Belén, erigido por las monjas dominicas y situado en la ronda extramuros, entre las actuales calles de Guillem de Castro y Cuenca, junto al antiguo camino de Torrent. El Convento, totalmente en ruinas, fue demolido en 1936, y sobre su solar se construyeron modernos edificios. Pero el topónimo Belén no desapareció completamente de la ciudad. Una pequeña calle del centro histórico, situada entre las de Cadirers y Danzas, a espaldas de la iglesia de la Compañía, enclavada por tanto en el segundo recinto de la ciudad y perteneciente en la actualidad al barrio del Mercado, lleva por título precisamente el de calle de Belén. Una denominación muy antigua para un vial de origen morisco, pero que sorprendentemente nadie ha sido capaz de aclarar su origen. Ni los grandes investigadores de la onomástica urbana como Orellana, Boix, Carboneres o Llombart pudieron averiguar a qué hace referencia, si a Belén como ciudad natalicia de Jesús, si se trataba del nombre de alguna congregación religiosa radicada allí o por el contrario, como apunta Corbín, el nombre de Belén en esta callejuela es debido a la existencia de un popular nacimiento o bien de alguna fábrica o comercio relacionado con la tradición tan valenciana de montar Belenes.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?