Viernes, 26 de Febrero de 2021

Otras localidades

LA VENTANA | Carles Francino entrevista al coronavirus LA VENTANA | Carles Francino entrevista al coronavirus
Coronavirus Covid-19

Un estudio demuestra la influencia del frío sobre el COVID-19: "A temperatura más baja, más infectados"

El trabajo liderado por el matemático asturiano Juan Luis Fernández pone de manifiesto que "por cada grado de descenso y por cada millón de habitantes, habría una media de siete infectados más diarios. En Asturias serían 20-25"

En cuanto a la segunda ola, Fernández fija en "mediados-finales de febrero" el control en el Principado si la región se mantiene sobre 350 casos diarios

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Un trabajo liderado por el matemático asturiano Juan Luis Fernández ha puesto de manifiesto la relación existente entre el frío y la propagación del COVID-19. Bajo el título 'Estudio sobre la influencia de las variables climáticas en la influencia por COVID-19 en España', Fernández junto a José María Loché han relacionado los datos de infección de la primera y segunda ola en las 52 provincias españolas y las temperaturas mínimas y máximas. "Observamos que había una correlación muy clara del número de infectados diarios y totales con la temperatura", ha explicado en los micrófonos de la SER. De hecho, ha apuntado que "no es casualidad que en las zonas más frías de España haya una influencia decisiva en la propagación del contagio". Es lo que estos expertos llaman una "correlación negativa; cuanto las temperaturas son más bajas, aumenta el número de infectados. En Cataluña se ve el efecto modulador del mar porque tiene un efecto térmico sobre las temporaturas. Lo que ocurre es que puede haber sitios donde cuando tú miras el número de infectados, tambén hay que tener en cuenta la movilidad". Para ello, pone el ejemplo de Barcelona, "es una ciudad costera, si; pero también es una gran urbe con lo ahí los efectos son menores".

¿Cómo puede afectar esto a Asturias? "El clima es muy matemático, no es aleatorio. Esta muy influenciado por la distancia al mar y la orografia", ha explicado. Es decir, las máximas temperaturas se encuentran en invierno en las montañas, las zonas con menos habitantes de la región mientras que en verano hay una "inversión térmica" y eso se produce en zonas costeras. Esta particularidad hace que la primera ola y la segunda se estudien de manera diferente. "En el invierno la mayor bajada estaría en zonas menos pobladas con lo que el impacto sería más bien en la zona central. A nivel nacional por un grado de descenso de temperaturas y por cada millón de habitantes, habría una media de siete infectados más diarios. Si lo trasladamos a Asturias hay que pensar en medio millón de habitantes porque es la zona donde hay movilidad y una bajada de diez grados de temperatura con lo que podría estar contribuyendo a unas 20-25 infecciones más que sino hubiese esas condiciones. En verano sería al contrario y las zonas más susceptibles serían las pobladas como Gijón o Avilés y tendría menos incidencia en el interior", ha detallado.

En total, en un mes la cifra rondaría los 750 casos de más por cada grado de bajada de temperatura. Fernández ha afirmado que en zonas como Burgos esto sería más evidente porque son zonas mesetarias y habla de la influencia del frío en algunos países europeos. "El gran repunte de casos en la segunda ola de Alemania es, en parte, por la ola de frío. Hay una correlación con las temperaturas muy evidente y también con la orografía. En este caso lo que vemos en diferentes países es que los máximos de infección están cerca de orógenos. En Francia el mayor número de infectados, salvando París por la movilidad, están en Grenoble cerca de los Alpes porque son zonas muy pobladas, con mucha movilidad y mucho frío".

Juan Luis Fernández, junto a Zulima Fernández o Gonzalo Alonso, han trabajado en pronósticos desde la primera ola, con un nivel de acierto que ha despertado el interés de otros puntos del mundo por sus predicciones. En la situación actual, cree que si Asturias se mantiene en el entorno de los 350 positivos diarios, "los modelos dicen que a mediados o finales de febrero estaría controlada y podría ser considerado un cierto repunte de la segunda ola". En cuanto al número total de infectados "sería entre 25 y 40 veces con lo que estaríamos entre 7.000 y 15.000. Otra ocsa es que se vaya a 500, 600 o 700 infectados; entonces nos moveríamos en otros escenarios", ha matizado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?