Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

Caso máster Cifuentes

Cifuentes admite que nunca defendió el Trabajo de Fin de Máster, fue "un acto informal"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid defiende ante el tribunal que hacía todos sus trabajos en papel, pero no los conserva y que le dijeron verbalmente que había aprobado

Cristina Cifuentes no defendió su Trabajo de Fin de Máster, no tuvo contacto con ningún profesor, no conoce a otros alumnos, solo enviaba los trabajos "a mano", no los hacía llegar por correo electrónico porque a Álvarez Conde, el único docente con el que tenía contacto, no le gustaba. En su contra, se tejió una red que creó un acta falsa sin su conocimiento y falsificó su propia firma para respaldarla cuando estalló el escándalo, todo sin que ella pidiera nada a nadie. Es el relato de defensa de la propia acusada, que en la mañana de este viernes ha declarado en la causa por la que se le piden tres años y tres meses de cárcel por un delito de falsedad documental.

Cifuentes ha explicado al tribunal que conoció la existencia del Máster de Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos a través de Dionisio Ramos, excompañero suyo en la Complutense. Ramos le presentó a Enrique Álvarez Conde, director del Instituto de Derecho Público asociado a la Universidad que impartía el máster. El director acabó siendo algo parecido a su benefactor. Álvarez Conde, sobre cuya figura Cifuentes ha construido toda su declaración, falleció en 2019, sin que ahora se puedan enfrentar las palabras de uno y otro. En vida, según la expresidenta madrileña, le explicó que no tenía que asistir a clase y establecieron una relación por la que Cifuentes solo trataba con él, nunca con ningún profesor del máster.

"Me fijó un calendario aproximado de trabajos", que Cifuentes le hacía llegar en papel a través de terceras personas. De ellos, por tanto, no queda rastro digital -nunca los envió por correo electrónico, porque a su receptor no le gustaba- ni analógico -"dos mudanzas de domicilio y cinco de despacho"- porque lo perdió todo.

Sobre el objeto a partir del cual estalló el caso, el Trabajo de Fin de Máster, Cifuentes ha señalado ante el magistrado que no lo defendió. "Realmente yo no defendí el trabajo. Lo entregué y expliqué las líneas generales. Me sorprendió porque fue un acto muy informal", ha dicho. De hecho, la expresidenta desconoce si aquellos a quienes entregó el trabajo eran los miembros del tribunal que lo evaluó o eran otras personas. Era un grupo al que ella entregó y explicó su trabajo sin tener certeza alguna de su identidad. "Supongo que eran profesores de la universidad", ha indicado, "pero no los conocía porque ni había asistido a clase ni había tenido contacto con ellos". Preguntada sobre si solicitó la dispensa, el documento oficial para no tener que asistir ha clase, ha explicado que no, porque Álvarez Conde nunca se lo pidió.

"Han falsificado mi firma"

La profesora Cecilia Rosado, también acusada, declaró el pasado lunes que había participado en la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster que Cifuentes exhibió ante la prensa después de que se publicaran las primeras informaciones. Ante los ojos de Cifuentes ha desfilado esta mañana un rosario de documentos. Cifuentes ha negado saber y conocer. "Creo que la he visto por primera vez en mi vida en esta sala", a la profesora Rosado, que admitió la creación del acta falsa.

"Esta acta yo, no solamente no la pedí, sino que incluso desconocía que los Trabajos de Fin de Máster tuvieran un acta específica; pero cuando el rector me la manda yo no dudo de su falsedad". La mostró a la prensa porque desconocía que contenía firmas falsas y fue presa, como uno más, del engaño, ha venido a decir. "Actué de buena fe, dando por bueno un documento que me había remitido la secretaría del rector". Según Cecilia Rosado declaró el lunes, María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la URJC la llamó para amenazarla y exigirle la creación de un acta. Según Cifuentes ha declarado este viernes, nada de esto nació de ella ni de nada de esto tuvo conocimiento.

Asimismo figura en la causa una matrícula del Trabajo de Fin de Máster, con la firma al pie de Cifuentes, que se creó con posterioridad a la presentación del trabajo. Sin embargo, también este documento forma parte de una construcción que, dice la expolítica, se maquinó sin su conocimiento, petición o aprobación. "Es una firma falsa", ha afirmado cuando le han mostrado el papel en el que se puede ver su supuesta rúbrica. "No me suena de nada esa letra, yo no recuerdo haber dicho a nadie que hiciera una matrícula de un trabajo de fin de máster cuando yo ya había entregado" el trabajo. Todo vestigio del máster de Cristina Cifuentes, de acuerdo a su declaración, se lo llevó a su muerte Enrique Álvarez Conde.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?