Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Desinfecciones de COVID: La cara B de la pandemia

Trabajadores de la empresa Ondoan Servicios S.A. explican cuáles son los procedimientos que se llevan a cabo en una desinfección

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Con la llegada de la COVID-19 llegaron los aplausos a los sectores más visibles. Personal sanitario, cuerpos de seguridad; también a los afectados como hostelería, comercio… Sin embargo, existe una cara B donde se ubican los sectores de limpieza y desinfección que no es tan conocida. ¿Cómo se elimina el virus de lugares infectados?, ¿cuál es el equipamiento que tienen que ponerse los técnicos de desinfección?, ¿cómo afrontan el aumento de su actividad laboral y los riesgos que conlleva?

Ondoan Servicios S.A. es una empresa de desinfección con una división centrada en la calidad del aire y las aguas en el Parque Tecnológico de Zamudio. Es esta sección la que asistió a los trabajos de desinfección del conocido bloque 4 de Santutxu, donde un brote dejó seis fallecidos y una treintena de contagiados.

David Del Corro, responsable técnico de Ondoan S.A., explica que desde su división atienden dos tipos de procedimientos: los preventivos y los correctivos: “En ambos escenarios el procedimiento a seguir es muy similar, a nosotros nos gusta empezar siempre con una visita al lugar”, comenta el responsable. Con estas visitas conocen las dimensiones, en palabras de David Del Corro: “No es lo mismo desinfectar un vestuario con toallas o taquillar que una oficina con ordenadores y equipos eléctricos”.

Procedimiento de desinfección

Una vez realizada la visita se decide la técnica a emplear. Mochilas electroestáticas, pulverizadores, nebulizadores… Los productos de desinfección que se emplean son los inscritos en el Ministerio de Sanidad, los homologados. David Del Corro indica que lo que más se utiliza es el agua oxigenada “de toda la vida”, pero que tiene una concentración muy superior a la que se puede tener en casa. “Eso le da la capacidad de poder matar a un virus o bacteria en una superficie, pero también tiene una pega, la protección extrema de nuestros trabajadores”, recuerda el responsable técnico.

Ángel Cano fue uno de los técnicos que participó en la desinfección del edifico de la Plaza Haro y recuerda a los vecinos mirando a través de las ventanas: “Llevamos el conocido buzo blanco, mascarilla integral con un filtro especial de 50 horas, guantes desechables… Normal que los vecinos tengan miedo cada vez que nos ven”, comenta el técnico. Cano explica que deben tener “mucho cuidado” con la alarma social que se genera cada vez que desinfectan un edificio. Aclara que las horas de desinfección suelen ser en los momentos posteriores al toque de queda, sobre todo de madrugada: “Así logramos encontrarnos con los menos vecinos posibles”, dice. También llevan a cabo la colocación de carteles para alertar a los vecinos de las horas en las que no se puede salir a las áreas comunes. Escaleras, ascensores, botones, barandillas, pomos y ventanas son algunas de esas zonas donde se aplica la desinfección.

Aumento de un 70% en la facturación

El responsable David Del Corro ha asegurado que el nivel de facturación en su división ha aumentado un 70%. También han duplicado su plantilla para llevar a cabo las desinfecciones de manera más rápida, pero comenta que lo que quieren es “normalidad” porque la empresa realiza otras tareas diferentes que “están quedando en segundo plano”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?