Martes, 11 de Mayo de 2021

Otras localidades

Los hospitales de Cádiz se quedan sin neuropsicólogos por falta de dinero

Los especialistas, que atienden a unos 400 pacientes, dependen de proyectos sufragados con fondos públicos y privados

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Hace 12 años que Macarena González y Rafael Gutiérrez empezaron a trabajar como neuropsicólogos en hospitales públicos de la bahía de Cádiz. Entonces, como ahora, su especialidad no está reconocida como oficial en el sistema público sanitario andaluz, así que su trabajo empezó con mucha voluntad y gracias a proyectos de investigación que se han ido concatenando gracias a convocatorias públicas y ayudas privadas. Pero el dinero se ha acabado. Y ahora todo este trabajo desarrollado durante estos años puede venirse abajo. 400 pacientes anuales se pueden quedar sin sus médicos de referencia.

"La neuropsicología es una rama de la psicología que estudia la relación entre el cerebro y la conducta humana", resume Macarena González desde su consulta en el Hospital de San Carlos de San Fernando (Cádiz). "El problema principal es que esta especialidad no está reconocida como oficial como parte del sistema público. Así que hemos venido desarrollando nuestra labor gracias a proyectos de investigación, que ahora están a punto de terminar, sin que hayamos encontrado forma de continuarlos", añade.

Esa es su alerta y su preocupación. "Llevamos 12 años enlazando proyectos, pero la pandemia ha provocado que los ensayos clínicos no se puedan retomar y, sin esos ensayos, no pueden continuar los proyectos, que son subvencionados", relata su compañero Rafael Gutiérrez.

En esta docena de años, los neuropsicólogos han contribuido a engrandecer y mejorar el trabajo del área de neurología de los hospitales en varios aspectos. Por ejemplo, se han creado unidades de demencia, que ayudan a adelantar los diagnósticos y a hacer un mejor seguimiento de los casos. "Hay pacientes que tenían que esperar seis meses entre consulta y consulta para decidir qué tratamiento podían recibir. Nuestra labor permite controlar mejor cada caso y acortar esos tiempos".

De esta manera, han ayudado especialmente en diagnósticos de esclerosis múltiple o de Alzheimer. "Estamos atendiendo unos cuatrocientos pacientes al año, que ahora se quedarán huérfanos", advierte Macarena González.

La labor de los neuropsicólogos ha sido fundamental también para poner en marcha neurocirugías con paciente despierto. "Son operaciones muy complejas en casos de tumores o malformaciones cerebrales, en los que se deja al paciente despierto para controlar que la intervención no afecta a áreas fundamentales como el lenguaje". Evaluar estos casos y hacerles un seguimiento se hace muy complicado sin la presencia de neuropsicólogos en los hospitales.

Sin los neuropsicólogos, los diagnósticos de enfermedades como Alzheimer o esclerosis tardarán más, solo cuando los síntomas ya sean evidentes. La labor de 12 años puede irse al traste si no se consigue evitar la pérdida de estos especialistas. González y Gutiérrez creen que hacen falta dos cosas. Conseguir financiación de manera urgente para que sus proyectos de investigación puedan continuar.

Y, a medio o largo plazo, que su especialidad, la de neuropsicología, sea incorporada como oficial al sistema público sanitario. Eso garantizará que estos especialistas estén en todos los hospitales de referencia. Es una reivindicación muy antigua que, ahora, cobra urgencia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?