Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

Balears logra un acuerdo con el Estado para evitar un recurso de inconstitucionalidad a un decreto de vivienda

La Comunidad tendrá que eliminar por un error de redacción la referencia a la posible fijación, por parte de la Administración, del precio en sus compras por tanteo y retracto en operaciones entre grandes tenedores

tribunal constitucional

tribunal constitucional / europa press

Baleares y el Gobierno de España han cerrado un acuerdo para evitar un recurso de inconstitucionalidad a un decreto de medidas en materia de vivienda aprobado por el Govern poco antes de la pandemia.

Se trata de un decreto que, entre otras medidas, obliga a los bancos a ofrecer alquiler social antes de desahuciar, establece la cesión de suelo público para construir VPO con recursos privados y permite al Govern intervenir mediante de tanteo y retracto en operaciones entre grandes propietarios.

El acuerdo se ha publicado este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y el de la Comunidad Autónoma (BOIB). Incluye un total de seis puntos sobre cuestiones interpretativas o con compromisos por parte de la Comunidad para modificar el texto.

Uno de estos compromisos afecta a las compras por tanteo y retracto por parte del Govern en operaciones entre grandes tenedores. El decreto, que fue validado en abril de 2020 por el Parlament, otorga al Govern el derecho preferente de compra cuando un gran tenedor pretende vender sus viviendas a otro gran propietario.

En este sentido, Baleares tendrá que modificar la normativa para eliminar la referencia a la posible fijación, por parte de la Administración, del precio y las condiciones de compra. Según ha informado la Conselleria de Movilidad y Vivienda, se trata de un error de redacción del decreto que ya había sido identificado y que no se ha llegado a aplicar, puesto que el ejercicio del tanteo y retracto supone por definición comprar al mismo precio al que pretendía vender el propietario.

Así, queda establecido que el derecho de retracto se ejercerá siempre por el mismo precio y en las mismas condiciones en las que se produjera la transmisión entre los grandes propietarios. "No ha habido ninguna duda ni ha habido nunca ninguna voluntad de hacer lo contrario", han explicado desde la Conselleria.

Precisamente, este año el Govern compró los ocho primeros pisos mediante tanteo y retracto según lo estipulado en el decreto. La compra se hizo por el mismo precio ofertado, con una media de 112.576 euros por piso. Los inmuebles se incorporan al parque del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi), y se prevé aumentar estas adquisiciones a lo largo del año.

Entre otros puntos, otra modificación que el Govern tendrá que introducir hace referencia a la obligación de los grandes propietarios de ofrecer alquiler social antes de ejecutar un desahucio en el caso de familias vulnerables.

En detalle, la matización se refiere a las posibles sanciones respecto a esta obligación. El texto deberá aclarar que, una vez formulada la oferta de alquiler social, si los afectados la rechazan el propietario no será sancionado administrativamente.

No formular la oferta de alquiler social antes de instar el desahucio supone una infracción muy grave y puede acarrear sanciones de 30.000 a 90.000 euros.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?