Viernes, 18 de Junio de 2021

Otras localidades

Prisiones

"Voy a hacer que os pongan una bomba" una de las amenazas en la cárcel de Lanzarote

La asociación "Tu Abandono Me Puede Matar" pide el cese de un subdirector del centro penitenciario de Tahiche por no aislar a un interno que amenazó e intentó agredir a una funcionaria

Entrada del centro penitenciario de Tahiche, en Lanzarote.

Entrada del centro penitenciario de Tahiche, en Lanzarote. / Cadena SER

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) ha dado a conocer, a través de un comunicado, las amenazas que un interno del centro penitenciario de Tahíche (Lanzarote) realizó, el pasado 5 de mayo, a una funcionaria a la que incluso intentó agredir como ya habían denunciado los sindicatos con representación en la cárcel conejera. Además, han solicitado el cese de uno de los subdirectores porque entienden que no adoptó las medidas oportunas.

Desde ésta asociación que representa a la gran mayoría de trabajadores del centro penitenciario lanzaroteño, han querido denunciar la situación padecida por la funcionaria a manos de un interno "que viene protagonizando salidas de tono habitualmente y que ha convertido la violencia verbal y psicológica hacia el personal funcionario de esta Institución casi en un estilo de vida”.

Añaden que este tipo de situaciones ha ido aumentando "desde que la población reclusa ha tomado perfecta conciencia de que, desde las últimas Instrucciones de Servicio dictadas por nuestra Secretaria General criminalizando al personal funcionario en sus relaciones con los privados de libertad, casi cualquier cosa que nos hagan o digan, sale prácticamente gratis”.

En este caso concreto, señalan que el interno suele mostrar problemas para aceptar cuantas indicaciones se le hagan por parte del personal femenino   Institución, en esta ocasión ha protagonizado otra vuelta de tuerca. Añaden que tras haber recibido las indicaciones oportunas por parte de la funcionaria, por una actitud cuando menos corregible, el interno las aceptó de muy mala gana aunque fue después del cierre de celdas, tras el almuerzo y después de las 15:30 h. cuando sonaron las alarmas.

La asociación TAMPM asegura que el interno se autolesionó con unas cuchillas por lo que se tuvo que localizar al médico de guardia y trasladar al preso a la enfermería y que fue justo en ese traslado cuando, separándose del grupo "con gran excitación" se dirigió a la funcionaria y le amenazó con comentarios como “te voy a matar, a ti, a tu marido, a tus hijos, te voy a rajar, te voy a cortar el cuello, voy a hacer que os pongan una bomba, os voy a matar a todos”. Señalan que la situación no fue a más debido a que fue preciso reducir al interno, siendo también aislar tanto al mismo como a la funcionaria, que empezaba a protagonizar una crisis nerviosa, para preservar su salud.

Desde el colectivo, aseguran que el subdirector del Centro de Inserción Social (CIS) "Ángel Guerra" consideró  que la situación no era tan grave y que "la en ese momento quebrada salud psicológica de nuestra compañera" requería mayores atenciones, por lo que no dudó en devolver al interno “libre de ataduras” al mismo sitio donde se encuentra ella. Sin embargo, afirman que la crisis nerviosa acabó desembocando en un cuadro agudo de ansiedad que fue preciso tratar en un centro medico tras verse obligada a abandonar su puesto de trabajo.

Recalcan desde la asociación que el interno, "en su calculada ansia para poder acceder a ella", no duda un segundo en practicar la violencia física que haga falta sobre sí mismo, "si con ello garantiza una posibilidad de estar cerca y cumplir sus amenazas sobre esta mujer". Añaden que, dada la trayectoria social del interno como delincuente convicto, "es más que razonable que cumpla sus amenazas, más aún cuando ignoramos si este individuo se ha radicalizado en prisión, vivero del terrorismo Islámico en España, y los contactos que pueda tener en el exterior para poder cumplirlas".

El comunicado de la asociación termina solicitando el cese del subdirector, responsable del CIS "Ángel Guerra", dado que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales les obliga a preservar la salud no sólo física de esta trabajadora, sino también la psicológica y consideran "que nada ha estado mas lejos de este imperativo legal que ésta actuación por parte de este subdirector, obligado en todo momento a preservar la salud psicológica de esta madre de familia".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?