Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Otras localidades

A la caza del jeta

Conocemos desde dentro, en compañía de la Policía Local, el funcionamiento y características del sistema SRM, popularmente conocido como el 'multacar'

Los agentes, en pleno servicio por la calle Carrequemada

Los agentes, en pleno servicio por la calle Carrequemada / Cadena SER

En una mañana de martes pasan muchas cosas en Aranda. Hay trabajo de sobra para los 35 agentes de la Policía Local, que son menos de los que debería haber, pero más que hace unos meses. Labores de tráfico, acompañamiento, asistencia a accidentes en el casco urbano… y el popular ‘multacar’. Todo ello pudimos vivirlo in situ, en tan solo unas horas, acompañando a los agentes en sus tareas ciudadanas, comprobando lo mucho que ha cambiado el cuerpo en tan poco.

Lo primero que nos dejan claro es que el multacar no es un coche que multe, sino un sistema de reconocimiento de matrículas (SRM) por el que se vigila tanto a los coches que puedan estar en movimiento como, fundamentalmente, a quienes se encuentran estacionados. Y el problema lo suelen dar estos últimos. Con un simple imán el aparato se acopla al coche, y mientras un agente conduce, el otro hace de ‘operador’ manejando una tablet que por GPS recoge la calle por la que se transita y permite múltiples funciones aprovechando la señal de esa cámara inteligente acoplada.

Puede ir a la velocidad que quiera. Al SRM no se le escapa ni un coche. Como podrán comprobar en el reportaje de audio, un leve pitido anuncia la captura de cada matrícula. El problema llega cuando el pitido es diferente: hay probable infracción. Y decimos probable porque todos los vehículos controlados -tanto los bien estacionados como los que incumplen la ley- se revisan uno por uno cuando se acaba la ronda (que suele durar una hora y media siempre que no haya otros incidentes de relevancia mayor). Se pasa un doble filtro, sólo quedándose con las infracciones. Y tras comprobarse que no hay error, se tramitan las denuncias. Si le llega una, sepa que no tiene escapatoria y es mejor pagar; le sale a la mitad.

El agente 'operador' vigila una alerta / Cadena SER

Con más de 30 infracciones por servicio, los propios agentes reconocen que este aparato les facilita el trabajo, y ha hecho de Aranda una ciudad mucho más respetuosa y cumplidora. Pero sigue habiendo mucho jeta. El SRM ‘pilla’ a los que paran en aceras o carriles bici. También a los que lo hacen en doble fila (sin molestar al tráfico) o carga y descarga si pasado un tiempo después de identificar al vehículo por primera vez sigue en la misma posición y zona a la segunda. Y si no tienen seguro o la ITV pasada, no se extrañen que les llegue una propuesta de sanción: El sistema también se conecta a la DGT y controla estas circunstancias.

Como van a poder comprobar en el siguiente reportaje de audio, aún queda mucho por hacer en Aranda. Contamos más de 12 vehículos sin ITV, otro sin seguro, cuatro coches en la Avenida Castilla ocupando el carril bici (en uno de ellos el ocupante se bajó del turismo para hablar en la acera con unos conocidos)… Todos ellos tendrán denuncia si al comprobar las fotografías se ve claramente el incumplimiento de la norma. Y todo eso en menos de una hora. Porque no dio de más nuestro viaje con los agentes; llegó el aviso del segundo accidente de moto de este pasado martes y ahí se acabó este servicio para atender la urgencia. Es la más pura y dura demostración de lo que vive un día cualquiera la Policía Local en una ciudad segura… pero que sigue teniendo más de un jeta. Aunque ya veremos por cuánto tiempo.

Este es el reportaje de nuestro viaje con la Policía Local.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?