Martes, 30 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Euskadi 2050

El mar subirá un metro a final de siglo y anegará un 3 por ciento de la costa vasca

El Gobierno vasco revisa el Plan Territorial Sectorial de protección y ordenación del litoral al reto del cambio climático

Temporal en la costa vasca

Temporal en la costa vasca / Getty Images

El Gobierno vasco está adaptando el Plan Territorial Sectorial de protección y ordenación del litoral, que data de 2007, al reto del cambio climático. El avance está en exposición al público. En el capítulo 3 de 'Euskadi 2050', aprovechando que este domingo comienza en Glasgow la cumbre mundial del clima, analizamos el impacto que el cambio climático podría tener en la costa vasca y las medidas para mitigar esos efectos en las que ya trabaja el Ejecutivo. Lo hacemos de la mano de Nacho de la Puerta, director de Planificación territorial y Agenda urbana del Gobierno vasco.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

De Kobaron a Txingudi, Euskadi tiene 275 kilometros de costa, esto es, todas aquellas zonas afectadas por las mareas. En ellas viven el 58 por ciento de la población de la Comunidad, en 66 de los 251 municipios vascos, entre ellos, dos de las tres capitales vascas: Bilbao y Donostia.

De cara a la revisiòn del PTS, lo primero que ha hecho el Ejecutivo, nos cuenta De la Puerta es encargar un diagnóstico y una proyección a dos momentos en el tiempo: el primero: 2045-2050; y el segundo: a 2100. Y contemplando distintos escenarios, en función de si se adoptan más o menos medidas por parte de los gobiernos.

En el escenario más pesimista, conocido como RCP 8'5, existe un riesgo de calentamiento medio de 3'7 grados para 2100 y para 2050 de 2. En cuanto al incremento del nivel del mar, sería de 30 centímetros en 2050 y hasta de 98 centímetros en 2010. "Esto significa", según el director, "que gran parte de los elementos de defensa que tenemos frente a las mareas se van a quedar obsoletos, porque el agua superará las barreras, y que, además, incluso con barreras, habrá zonas por debajo de esa cuota, en las que, ante lluvias torrenciales, la red de evacuación no tendrá hacia dónde evacuar y ese area se convertirá en una piscina".

Para De la Puerta, sin embargo, el mayor problema, no es tanto ese dato, que se produzca, sino la frecuencia con la que se va a producir. "Lo que hasta ahora se producia una vez cada cien años, se va a producir una vez al año", pronostica. "Y si a esos centímetros de más del nivel del mar, le sumas lluvias torrenciales y coincide con una pleamar. Eso lo vivimos en las inundacion del 83. El problema es que eso lo vamos a vivir con mayor frecuencia".

Desde el punto de vista residencial, en Bilbao y Donostia el estudio indica que se va a producir un incremento de superficie afectada por inundaciones de un 3% de la superficie. En Urola Kosta, en Orio y Zumaia será el 6% el territorio afectado. También en la zona de Bakio la afección será muy importante. En la bahía de Txingudi, cuenta el director, "el aeropuerto se va a convertir en un aeropuerto para hidroaviones".

Otro de los efectos se verá en la reducción de playa seca. Ahí habrá una afección general para 2100 en el escenario 8,5, de pérdida de un 34% de playa seca, con afecciones importantisimas en Zumaia, San Antonio, EA, Hondarribi y Donostia, donde se podría perder hasta un 70 por ciento de playa seca. En cuando a las marismas, se podrían perder hasta el 75% de las que tenemos en la actualidad.

En el avance del PTS, el Gobierno vasco está trabajando en establecer una serie de dispiosiciones de caracter normativo "para adoptar medidas de mitigación de efectos, porque en la ciudad construida poco podemos hacer ya", pero también de adaptación, como limitaciones para ocupar estas zonas afectadas, para poder calificar nuevos suelos, y en el ya ocupado, analizar en qué medida se pueden adoptar medidas de protección, "si no podemos liberarlo".

Otras medidas a estudio pasan por aumentar la resiliencia del territorio, incorporando nuevas dunas, "que permitan que la energía de la ola se disipe". En el espacio urbano, De la Puerta cree que habrá que elevar o recrecer diques o adaptar sistemas de evacuación de agua para su almacenamiento y distribución posterior. "Hay que permeabilizar el suelo incorporando vegetaciones e intentar recoger esas aguas con infaestructuras azules: estanques..."

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?