Martes, 18 de Enero de 2022

Otras localidades

VIH SIDA

La mitad de los nuevos diagnósticos de Sida en las Pitiusas son tardíos y complican el tratamiento

La cifra de casos activos se reduce ligeramente en comparación con 2020

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Los casos activos de enfermos de Sida en las Pitiusas han bajado ligeramente en el último año. Hay 620 personas en tratamiento frente a las 637 de 2020. Un descenso que los profesionales del Área de Salud de las Pitiusas achacan a la pandemia de covid y la crisis económica que ha provocado que algunos pacientes se hayan marchado de las islas. En cualquier caso, se mantiene estable en los tres últimos años la cifra de nuevos diagnósticos, que rondan la veintena anual. También las muertes por VIH. Nueve personas contagiadas han fallecido este año, 5  murieron en 2020 y otras nueve en 2019. Sin embargo, ninguno de los fallecimientos se debío al SIDA, sino que eran personas infectadas que han muerto por otras dolencias.

Roberto Oropesa, uno de los médicos de la Unidad de VIH en el Hospital Can Misses, muestra su preocupación por un dato llamativo. Y  es que la mitad de los nuevos diagnósticos de sida son tardíos, es decir, cuando la infección está más avanzada y "por el tanto el tratamiento es más complejo". Oropesa afirma que esta situación debe corregirse y apela a la responsabilidad de todas las personas sexualmente activas o con prácticas de riesgo a hacerse la prueba del VIH, "lo que hay que hacer es diagnosticar, diagnosticar y diagnosticar, pedir mucho más la prueba sobre todo de las personas con vida sexual activa o con prácticas de riesgo".

Asimismo, recalca que ha cambiado mucho el perfil de las personas contagiadas, que son hombres que tienen de media 36 años. En el inicio de la pandemia, la mayoría de los contagios se producían por el consumo de drogas por vía parenteral. Ahora la práctica totalidad se producen por vía sexual.

Por otra parte pone el acento en el hecho de que se haya convertido en una enfermedad crónica si hay tratamiento, "lo que puede haber provocado una cierta relajación, "pero el sida sigue siendo una enfermedad mortal y no se puede bajar la guardia".

La pandemia de covid ha dificultado los tratamientos a los enfermos de Sida, dice Oropesa, "porque todas las consultas se han visto condicionadas por el coronavirus, pero hemos intentado mantener el contacto con los enfermos más inestables".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?