Hora 14 Málaga
Actualidad
Embalses

Málaga sufre la peor sequía de la última década y sin lluvias a la vista

El pantano de la Viñuela, en la Axarquía y mayor de la provincia, se encuentra casi al 15% de sus posibilidades

Situación del pantano de la Viñuela, en la Axarquía, en los últimos cinco años / Cadena SER

Málaga

Málaga ha iniciado este 2022 padeciendo la peor sequía de la última década cuando el embalse de La Viñuela marcó el mínimo histórico. Tanto es así que es muy posible que la capital y el Valle del Guadalhorce tengan restricciones de agua para el riego y el baldeo a partir de marzo, si no llueve antes lo suficiente como para reponer las maltrechas reservas.

Según los datos de la Red Hidrosur de la Junta, fue en diciembre de 2008 cuando La Viñuela, que marca el estado de la cuestión en todo el territorio (por ser la presa más grande y la que abastece a los regadíos de la Axarquía, que son uno de los principales consumidores) registró su mínimo histórico. El pantano se quedó al 12% de su capacidad, con solo 20 hectómetros cúbicos. A día de hoy (viernes, 7 de enero de 2022) el embalse (el de mayor capacidad de toda la provincia) se encuentra rozando el 15% de sus niveles y almacena 27 hectómetros cúbicos de agua.

Aumento del consumo

Más información

Los cultivos de subtropicales, que demandan grandes cantidades de agua, se han multiplicado en este periodo. La demanda de agua en la provincia de Málaga es de 476 hectómetros cúbicos anuales, de los que prácticamente la mitad (241) se destinan para uso agrícola después de que las tradicionales necesidades hídricas de los cítricos y las hortalizas se hayan visto incrementadas en los últimos años con el 'boom' de los cultivos subtropicales.

Pese a ello, el consumo en Málaga está muy marcado por el turismo y su importante peso poblacional, hasta el punto de que el 43,4% del agua es para uso doméstico (206 Hm3). Es, con diferencia, el porcentaje más alto en Andalucía y llega a triplicar el 13,3% de la provincia de Sevilla. El uso recreativo (golf, parques temáticos…) se sitúa en el tercer escalón con el 4,66% y, en números prácticamente residuales, el industrial (0,68%) y el ganadero (0,5%), según el estudio de necesidades de agua en Andalucía promovido por la Asociación de Empresarios del Sur (Cesur).

En este informe también se recoge que Málaga es la provincia andaluza que mayor uso hace del agua desalada y de la regenerada en las depuradoras para reducir la dependencia de unos embalses y acuíferos cada vez más mermados. En su conjunto, el 92% del agua que se consume en Málaga procede de pantanos y acuíferos, el porcentaje más bajo al que sólo se acerca Almería (94,8%) mientras el resto de provincias se sitúan en torno al 99%. Por un lado, la reutilización del caudal tratado en las depuradoras para el baldeo de calles y el riego de zonas verdes y campos de golf supone un aporte de 30 Hm3 anuales, mientras que la desaladora de Marbella genera una media de 11,2 Hm3 al año.

Precedentes

Tras la actual y la de 2008, hay que remontarse a 1995 para encontrar una situación tan dramática como ésta. Y si las nubes no lo remedian antes, el mismo panorama empieza a asomarse en todo el área metropolitana de Málaga, el Valle del Guadalhorce y la Costa del Sol occidental, donde reside el 80% de la población.

Situación de los embalses

Lo cierto es que el año hidrológico 2020-2021 ha sido muy seco. El embalse de La Viñuela ha recibido solamente 24 hectómetros cúbicos, cuando la media es de 88 Hm3. La máxima fue de 212 Hm3 en 2009-2010; y la mínima en el citado periodo 2007-2008. En lo que va de año hidrológico 2021-2022 ha recibido sólo seis litros por metro cuadrado de lluvia. La situación en el resto de embalses, sin ser tan alarmante, no es mucho mejor. En global se encuentran al 33% con 209 hectómetros cúbicos en sus reservas. La mejor situación la presentan los pantanos del Guadalteba (54%) y el del Limonero (46%). La capital ya inició el suministro de agua a la Axarquía en las últimas semanas.

¿Y las lluvias?

Desde el Centro Meteorológico de Aemet en Málaga, su director, José María Sánchez-Laulhé admite que la situación es “preocupante”. A corto plazo no hay previstas lluvias intensas que puedan servir para recuperar la situación de los embalses de toda la provincia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad