Domingo, 16 de Enero de 2022

Otras localidades

La Columna de Carlos Arcaya

El socorrido recurso de envolverse en la bandera para hablar de marginación

Una querencia que se puede generalizar y que ya ha empezado a utilizar el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante es apelar a la marginación política para justificar que nuestros proyectos de ciudad no han conseguido la financiación europea.

Cuando la explicación cierta -mientras no se demuestre lo contrario y salvo errores- es que si no han obtenido esos fondos es, simple y llanamente, porque hay otros mejores. Porque, en base a baremos técnicos -en una concurrencia competitiva-, hay otros que obtienen mejores puntuaciones.

Lo de envolverse en la bandera de la ciudad o de la comunidad y hablar de cómo nos marginan es un recurso socorrido, fácil de asimilar por los partidarios y que tapa ampliamente carencias propias.

Harían bien nuestros gobernantes en no hablar de discrecionalidad o de marginación política hasta que tengan sospechas serias y contundentes. Amagar con recursos judiciales de forma preventiva solo sirve para generar ruido interesado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?