Martes, 18 de Enero de 2022

Otras localidades

La Copa de los 11 aldeanos: la última final entre Athletic y Real Madrid

Recordamos la final de Copa de 1958, en la que el Athletic se impuso a un Real Madrid favorito y plagado de estrellas

El Athletic ganó ante el Real Madrid, campeón de Liga y de Europa, en el mismísimo Santiago Bernabéu. El 28 de junio de 1958, el Athletic conquistó la Copa tras ganar por 2-0 al equipo de Di Stefano. El Real Madrid buscaba el triplete, pero se encontró contra los ’once aldeanos’, que es como se llamó a los jugadores que derrotaron al equipo merengue: Carmelo, Orue, Garay, Canito, Mauri, Etura, Artetxe, Koldo Aguirre, Arieta, Uribe y Gainza.

Muchos ven aquel histórico triunfo como lección de vida, como muestra de que con los de casa también se pueden lograr títulos. Enrique Guzmán, el presidente del Athletic, mantuvo varias conversaciones telefónicas con el secretario general de la Federación, Andrés Ramírez, insistiendo en buscar un escenario de la final fuera de Madrid, pero la Federación, a instancias del gobierno, se mantuvo firme en su decisión de que se jugaría en la capital para que el dictador Franco no tuviera que viajar para entregar el trofeo.

Guzmán, entonces, lanzó también su órdago: que el partido fuera en el campo del rival, en el Santiago Bernabeu. Sólo puso una condición, que no se jugara con luz artificial, algo a lo que los madridistas estaban acostumbrados, pero no los rojiblancos. San Mamés no tenía aún iluminación y el Bernabéu sí. Se decidió que el partido se jugara a las seis y cuarto de la tarde.

Mientras, en Bilbao, Enrique Guzmán salía a dar explicaciones por su decisión de pedir el Bernabéu, que en la capital vizcaína no se había entendido demasiado bien. Apuntó que había consultado previamente con el entrenador y los jugadores, y que ellos le dieron el visto bueno. Además, dijo, el Bernabéu permitía que más bilbainos pudieran acudir a la final.

Los goles que marcaron Eneko Arieta y Mauri en la primera parte pusieron un 2-0 en el tanteador que ya no se movió hasta el final y un nuevo trofeo de Copa fue levantado por Piru Gainza y se vino para Bilbao. Al dia siguiente, la capital vizcaina se echó a la calle para festejar el título de los campeones. Enrique Guzmán, el presidente del Athletic, desde el balcón del ayuntamiento gritó emocionado: ¡Con once aldeanos, les hemos pasado por la piedra!

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?