Sociedad

Acometido con éxito uno de los mayores retos técnicos en las infraestructuras de Bizkaia: el viaducto de Bolintxu de la Supersur

Se trata del elemento de mayor complejidad de la obra y su exitosa ejecución viene a iniciar la cuenta atrás para la puesta en servicio de la infraestructura en un año.

Bilbao

El diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial de Bizkaia, Imanol Pradales, ha indicado este viernes que en un año estará en servicio la conexión completa de la Variante Sur Metropolitana (VSM) de Bilbao desde Santurtzi hasta la conexión con la AP-68 en Venta Alta, en Arrigorriaga.

Pradales ha hecho este anuncio después de que se haya colocado una de las dos estructuras de los viaductos que sobrevolarán el valle del Bolintxu, una compleja maniobra que ha requerido tres días de trabajo y la participación de más de 80 profesionales.

En estas obras se han construido dos estructuras con forma de arco para salvar los 162 metros que separan los túneles de Arnotegi y Seberetxe por encima del valle del Bolintxu. Se han construido en vertical para después ser abatidas y colocadas en posición horizontal. Una de esas estructuras, de 145 metros, es la que acaba de ser instalada.

Más información

El diputado foral ha indicado que la "exitosa" ejecución de este trabajo, para la instalación del elemento de "mayor complejidad" de la obra de conexión de la VSM con la autopista, viene a iniciar la cuenta atrás para la puesta en servicio de la infraestructura.

"Esperamos que dentro de un año pueda estar ya en funcionamiento esta conexión estratégica con la meseta, que une el actual trazado de la Supersur con la autopista AP-68 desde el enlace del Peñascal", ha destacado Pradales.

Ha explicado que la infraestructura "va a ser decisiva para el futuro de la movilidad de Bizkaia y conectará, junto al túnel bajo la ría, la gran variante de Bizkaia".

Datos técnicos

Ha precisado que los 162 metros que separan los túneles de Arnotegi y Seberetxe sobre Bolintxu han supuesto una "complejidad añadida", ya que la Diputación se propuso desde el inicio del proyecto acometer la obra "sin intrusión de maquinaria en el valle", para preservar la riqueza natural de la zona.

Por ello, se diseñó una solución específica a través de dos viaductos que debían construirse sin apoyos en el valle, para lo que ha sido necesario construirlos en vertical: "dos tableros de 162 y 142 metros para ser posteriormente abatidos", ha detallado.

La maniobra efectuada durante los últimos días ha consistido en el abatimiento y cierre de la estructura que conforman el arco que sustenta el eje sentido Vitoria de los viaductos del Bolintxu.

Este arco, con una longitud de 145 metros, sobrevuela en más de 40 metros el arroyo del Bolintxu, "salvando la vegetación y la fauna que permanecen intactos bajo el mismo", según la Diputación.

Para realizar la maniobra se ha contado con especialistas en estructuras, instrumentación, trabajos en altura, topografía, vuelo de drones y sistemas hidráulicos de retenida, todo ello coordinado y dirigido por los técnicos de la UTE Pagabidea (Cantábricas, Gaimaz, Campezo y Geotúnel).

En sucesivos días se completarán los trabajos de cierre de clave y el arco comenzará a funcionar por sí mismo sin los cables que nos han permitido abatirlo y posicionarlo con una precisión milimétrica.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad