Sociedad

Se dispara la preocupación por la sanidad vasca, según el Deustobarómetro

Sigue bajando la valoración de los vascos respecto a su sistema sanitario, que ha descendido de casi el notable durante la pandemia al aprobado raspado ahora, la más baja de la última década.

Varios sanitarios trabajan este martes en la Unidad de Cuidados Intensivos de Coronavirus del Hospital de Galdakao / Miguel Toña (EFE)

La preocupación de los ciudadanos vascos por la situación de la atención sanitaria que presta el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza se ha disparado 20 puntos desde el pasado verano al otoño, según la segunda oleada de 2022 del Deustobarómetro.

La encuesta arroja también un incremento de la desconfianza de los ciudadanos vascos respecto a la Justicia, cuyo funcionamiento puntúan con un 3,6 sobre diez, y suspenden también el del Tribunal Constitucional con una nota una décima peor que el de la Justicia en general: 3,5.

La tradicional encuesta sociológica de la Universidad bilbaína de Deusto sobre la situación económica, política, judicial y sanitaria, realizada entre el 22 y el 30 de noviembre y dada a conocer este viernes, refleja que la preocupación por la situación sanitaria ha escalado al segundo puesto del listado.

Sigue bajando la valoración de los vascos respecto a su sistema sanitario, que ha descendido de casi el notable durante la pandemia al aprobado raspado ahora, la más baja de la última década.

Estos resultados se han registrado cuando aún no había estallado la crisis en la Organización Sanitaria de Donostialdea con los ceses de sus dos principales responsables y la dimisión en cascada de otros cargos de dicha organización de Osakidetza.

Paro y coste de la vida

El primer puesto de las preocupaciones de los vascos lo sigue ocupando el coste de la vida y la subida de precios, mientras que el tercer y cuarto puestos lo ocupan la situación económica, que la mayoría percibe regular y con pocas expectativas de que vaya a cambiar en los próximos meses, y ya a mayor distancia, los recortes en los servicios públicos.

Para los responsables de la encuesta, María Silvestre y Braulio Rodríguez, llama la atención que la preocupación de los vascos por el paro haya bajado al 11 %, el nivel más bajo también de la última década, desde el casi 40 % que alcanzó en la oleada de verano de 2020.

Respecto a la preocupación por la subida de los precios y del coste de la vida, la encuesta ha detectado que los vascos ya están haciendo fuertes ajustes en sus economías domésticas con reducciones en los gastos de calefacción y electricidad, de ocio y de alimentación.

El 18-20 % de los encuestados confiesan que no consiguen salir de su situación de precariedad e incertidumbre laboral y económica por el encadenamiento de crisis económicas.

Condiciones laborales y escudo social

Si el paro ha disminuido como preocupación de los vascos, su lugar lo ha ocupado la situación de sus condiciones laborales, ya que los encuestados consideran que su carga de trabajo y su capacidad para negociar mejoras laborales se ha estancado o ha empeorado en los últimos meses.

También perciben estancamiento o empeoramiento en sus salarios, horario y jornada laboral y de las facilidades para conciliar con la vida familiar.

Por contra, valoran muy positivamente (el 86 %) los descuentos en el precio del transporte público impulsados por el Gobierno de España y secundados por las instituciones vascas, aunque hay mayor división sobre las ayudas sociales de carácter universal como el cheque bebé para todas las familias que tengan un recién nacido independientemente de su capacidad económica.

A un 33 % de los encuestados, esta forma de aplicar esta ayuda concreta les parece mal o muy mal y el 84 % consideran que las ayudas sociales, en general, se deberían dar en función de la renta familiar.

Impuesto a las grandes empresas

Al hilo del debate habido sobre la aplicación de nuevos impuestos que graven los beneficios de las empresas energéticas y los bancos en España, el Deustobarómetro ha preguntado en su oleada de otoño/invierno por esta cuestión y casi el 65 % de los encuestados consideran que si se les suben, lo pagarán los usuarios y clientes.

El 50 % también rechaza que las grandes empresas radicadas en Euskadi se vayan a ir si se les suben los impuestos.

Situación política y elecciones

La mayoría de los encuestados consideran que la situación política en el País Vasco es mejor que la de España y valoran mejor a las instituciones vascas que a las dependientes de la administración general y a los líderes vascos, frente a los españoles.

Preguntados por sus preferencias sobre el modelo territorial para Euskadi, la mayoría, el 63 por ciento, se decanta por el actual modelo autonómico (con el mismo o mayor nivel de autonomía), mientras que el 19 % aboga por un estado independiente y el 7 % rechaza el autogobierno.

El 43 % apoya la celebración de un referéndum de independencia, con lo que el Duestobarómetro percibe que este deseo se mantiene estable en relación a anteriores oleadas de la encuesta.

Respecto a los posibles pactos para gobernar ayuntamientos y diputaciones vascas tras las elecciones locales del año próximo, los encuestados no muestran una opción mayoritaria, pero sí reflejan una preferencia por un pacto de izquierdas entre EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos (24 %), seguido de una coalición entre partidos nacionalistas (19 %) y la reedición del actual pacto entre PNV y PSE-EE (17 %).

Los encuestados tampoco respaldan la reivindicación del PP de que gobierne los municipios la lista más votada (sólo el 17 % se muestran favorables a esta opción) y siguen defendiendo que gobierne quien consiga conformar una mayoría pactando con otras fuerzas políticas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00