Sociedad

Así es la nueva RGI aprobada en Euskadi

El Parlamento vasco da luz verde a la reforma que amplía las cuantías de la ayuda y adelanta el acceso a los 18 años

La consejera de Trabajo, Idoia Mendía, ensalza la nueva RGI aprobada por el Parlamento vasco

La consejera de Trabajo, Idoia Mendía, ensalza la nueva RGI aprobada por el Parlamento vasco

01:18

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1671729825050/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El penúltimo pleno del año en el Parlamento vasco ha servido para alumbrar la esperada y profunda reforma de la Renta de Garantía de Ingresos, una de las leyes estrella de la legislatura, que después de dos intentos fallidos ve por fin la luz.

"Es una ley atrevida, osada, para hacer frente a una nueva revolución económica, profunda y radical, en la que no queremos que haya perdedores" ha defendido la consejera de Trabajo, Idoia Mendía durante su intervención en el debate.

La reforma es fruto del acuerdo entre PNV, PSE y Elkarrekin Podemos. En una votación, EH Bildu se ha abstenido y PP+Cs y VOX han votado en contra del texto que amplía las cuantías y adelanta el acceso a los 18 años, entre otras novedades, que se activarán a partir del mes de abril, tres meses después de que la norma se publique en el Boletín Oficial del País vasco.

Algo más de 49.000 familias que reciben actualmente en Euskadi la RGI se verán beneficadas por las nuevas reglas.

Más y mejores ayudas

La nueva Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos incrementa la ayuda en todos sus tramos. Así, la renta mínima será de 800 euros mensuales para una única persona y de entre 1.066 y 1.680 euros para familias de dos o más miembros. Los pensinistas cobrarán entre 1.013 y 1.440 euros al mes en función de los miembros de la unidad convivencial.

Las prestaciones se incrementarán un 8,5% el próximo 1 de enero de 2023 y se actualizarán de nuevo en abril en función del sistema de cálculo que fija la Ley en la que se vinculan las cuantías con la tasa de pobreza.

En cuanto al acceso, la edad mínima se reduce de los 23 a los 18 años. Con caracter general se mantiene en tres años el requisito del padrón, aunque en casos en los que haya menores o personas con discapacidad o dependencia solo habrá que acreditar un único año, al igual que con víctimas de violencia machista, trata, refugiados y víctimas del terrorismo.

Además, la norma elimina el límite de prestaciones por domicilio e incorpora un coeficiente corrector cuando hay más de una unidad de convivencia por casa.

Obligaciones y control

La Ley recoge que la prestación se reconocerá de manera indefinida, que se recibirá al mes siguiente de ser solicitada y que se revisará de forma trimestral.

Asimismo, contempla novedades en caso de incumplimientos por parte de los beneficiarios a través de un sistema que generaliza la pérdida parcial de la prestación y total para los casos más graves.

En todo caso, la reforma contempla una serie de garantías para proteger a los menores en situaciones de la retirada de la ayuda para asegurar una cuantía mínima.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00