SER Deportivos GipuzkoaSER Deportivos Gipuzkoa
Fútbol

Fallece Iñaki Alkiza, el presidente de la Copa de Zaragoza

Figura muy relevante de la historia de la Real Sociedad, sustituyó en la presidencia a Orbegozo y dirigió el club hasta 1992, cuando se marchó por la llegada al primer equipo de su hijo Bittor. Fue el responsable de la llegada de extranjeros en la época moderna del club txuri-urdin y del paso de Atotxa a Anoeta. También jugador blanquiazul, Alcalde de San Sebastián como presidente de la gestora municipal, y presidente de las Juntas Generales de Gipuzkoa.

Luis Uranga: "Iñaki Alkiza fue un presidente valiente y clave en la historia de la Real"

Luis Uranga: "Iñaki Alkiza fue un presidente valiente y clave en la historia de la Real"

11:45

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1684242219034/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Iñaki Alkiza, una de las figuras más relevantes de la historia moderna de la Real Sociedad, ha fallecido a los 89 años de edad, por culpa de una larga enfermedad que había deteriorado su salud en los últimos años de su vida. Toda la familia txuri-urdin está de luto y llora la muerte de una personalidad histórica del club donostiarra, sin la cual no se podría entender lo que hoy en día es la Real Sociedad. Fue jugador y presidente, y también recordado por ser el padre de Bittor Alkiza, ex jugador y ex entrenador realista, cuya llegada al primer equipo derivó en su salida de la presidencia de la Real. Llegó a ser, además, Alcalde de San Sebastián como presidente de la gestora municipal, antes de entrar en el club donostiarra. Y Presidente de las Juntas Generales de Gipuzkoa, después de dejar la entidad realista.

Nacido en San Sebastián el 31 de julio de 1933, creció en el barrio donostiarra de Alza, del que decía ser con orgullo. Antes de llegar a la presidencia de la Real Sociedad, cargo por el que más se le recuerda; fue futbolista del primer equipo txuri-urdin. Jugó en la Real entre 1955 y 1961, con la que debutó el 1 de abril de 1956 ante el Atlético de Madrid., llegando a disputar 73 partidos con el primer equipo, y marcando nueve goles. Después de dejar el fútbol, inició la otra faceta por la que fue conocido, dentro de su labor política. Fue miembro de la gestora municipal que entre 1978 y 1979, mientras se convocaba las primeras elecciones municipales de la democracia, como representante del PNV; siendo presidente de esa gestora sustituyendo al socialista Ramón Jáuregui, con un cargo que equivalía al de Alcalde de la capital gipuzkoana.

Iñaki Alkiza llegó a ser uno de los presidentes más importantes en la historia de la Real Sociedad. Cogió las riendas del club donostiarra en 1983, asumiendo la enorme responsabilidad de sustituir a José Luís Orbegozo, con quien se lograron las dos ligas de su palmarés, los títulos más importantes de la entidad donostiarra. El club donostiarra venía de la época más gloriosa de su historia, y sus comienzos no fueron fáciles. Durante su mandato tuvo que lidiar con decisiones muy importantes, que marcaron el futuro de un club como la Real Sociedad. Lideró la conversión en Sociedad Anónima Deportiva de la Real Sociedad, y su Junta Directiva fue la que abrió la puerta a volver a fichar extranjeros, después de una consulta a los socios que fue muy polémica. Bajo su mandato se fichó al delantero anglo-irlandés John Aldridge en 1988, el primer extranjero de la época moderna de la Real. Y destacó también por el fichaje de John Benajamin Toshack, sustuyendo al histórico Alberto Ormaetxea.

Otro de los hitos relevantes de Iñaki Alkiza fue que logró solucionar el problema de la salida del mítico estadio de Atotxa, que se había quedado pequeño y anticuado, poniendo en marcha la construcción del Estadio de Anoeta, que fue inaugurado por su sucesor, Luis Urange, en 1993. Alkiza siempre se quejó de que Anoeta no tenía que haber sido como fue, pero las pistas de atletismo fue una condición obligada por las instituciones para poder sufragar la obra. Alkiza dejó la presidencia de la Real en 1992, después de acometer con éxito la conversión de la Real en S.AD. La causa de su salida fue la llegada al primer equipo de su hijo, el centrocampista Bittor Alkiza, porque quería evitar suspicacias y no poner en riesgo la carrera futbolística de su hijo. Bittor sigue vinculado al fútbol como ayudante de Jagoba Arrasate en Osasuna. En ese momento, la imagen de Iñaki Alkiza entre la afición era muy buena y no estaba para nada cuestionado. Después, en 1994, se llevaría uno de sus mayores disgustos personales con el traspaso de Bittor al Athletic Club.

En su faceta política, vinculado siempre a los partidos nacionalistas, Alkiza fue miembro de la primera gestora municipal de San Sebastián como representante del PNV, mientras se convocaban las primeras elecciones municipales tras la restauración de la democracia. Posteriormente, tras abandonar temporalmente la política para realizar funciones de dirección en la Real Sociedad, Alkiza concurrió a las elecciones forales de 1995 como candidato de EA a diputado general de Gipuzkoa, aunque fue cuatro años después, en una candidatura conjunta entre PNV y EA, cuando pasó a ser presidente de las Juntas Generales durante la legislatura 1999-2003. En su discurso de salutación, Alkiza expresó su “esperanza en la oportunidad que se abría a la sociedad vasca a las puertas del siglo XXI con motivo de la tregua de ETA”, y apuntó a las Juntas como “el marco perfecto” para que los ciudadanos percibieran que los “nuevos tiempos” habían llegado también a esta institución. Desde hacía ya unos años sufría una enfermedad degenerativa contra la que luchó en los últimos años de su vida. Pudo estar en la final de Sevilla viendo volver a ganar la Copa del Rey a su Real Sociedad. El funeral en memoria de Iñaki Alkiza tendrá lugar este miércoles, a las 19:00 horas, en la parroquia San Luis Gonzaga del barrio de Herrera de San Sebastián.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00