Política

Urkullu escenifica con Ortuzar y Andueza su fin de ciclo antes de convocar elecciones

En un cónclave sin posibilidad de preguntas, los tres han puesto en valor el "clíma de colaboración" y "buenos frutos" logrados por el Gobierno

El lehendakari, Iñigo Urkullu (c), se reúne este lunes con el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza (i), y con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar (d), para analizar la situación política en la antesala de la convocatoria de las elecciones vascas. / Adrian Ruiz Hierro (EFE)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha escenificado este lunes el final de su etapa al frente del Gobierno vasco en una reunión con los líderes de los socios del Ejecutivo, Andoni Ortuzar (PNV) y Eneko Andueza (PSE), antes de la convocatoria de las elecciones autonómicas.

La cita había sido convocada para hacer balance de la acción de gobierno en estos últimos cuatro años de coalición, analizar la situación política y hablar de las transferencias pendientes. Todo ello en la antesala de las elecciones, cuya fecha aún no ha anunciado el lehendakari, aunque todo apunta a que serán el 21 de abril como fecha más probable.

El cónclave ha estado rodeado de un ambiente de fin de ciclo y de despedida, ya que Urkullu no repetirá como candidato del PNV para revalidar el cargo de lehendakari, que ha ejercido durante doce años. Urkullu ha agradecido la "confianza y el apoyo leal" de PNV y PSE y ha reivindicado los "buenos frutos" logrados por su Gobierno.

Tanto Ortuzar como Andueza han tenido palabras de reconocimiento hacia él. El líder jeltzale ha elogiado su "labor, dedicación y desempeño" en una legislatura con dificultades "extraordinarias" como la pandemia y las guerras de Ucrania y Gaza.

También ha destacado "el clima de colaboración, confianza y respeto" entre nacionalistas y socialistas, que pese a su mayoría absoluta han sido capaces de llegar a acuerdos con la oposición y que cierran la legislatura "en un momento dulce" gracias a la aprobación de varias leyes en las últimas semanas.

Estabilidad de la fórmula PNV-PSE

Por su parte, Eneko Andueza ha ensalzado la estabilidad que su partido y el PNV han dado a las instituciones vascas en la última década, en una primera legislatura con pactos presupuestarios y en las dos siguientes con gobiernos de coalición tanto autonómicos como forales y municipales.

El líder socialista ha trasladado su "satisfacción por el trabajo desarrollado, en circunstancias especialmente difíciles, como la pandemia" y ha valorado la "colaboración sincera" entre los socios de Gobierno.

Además, ha aprovechado para agradecer a Urkullu su "dedicación y rigor". Ha admitido que no siempre han estado de acuerdo, pero sí han coincidido en impulsar "unos acuerdos de gobierno que han sido buenos para el conjunto de la sociedad".

El político socialista ha sido precisamente el primero en llegar a Ajuria Enea. Lo ha hecho a las 9.00 horas de la mañana. Tras ser recibido por el lehendakari y posar para los medios de comunicación ambos han pasado al interior del edificio. Media hora después se ha repetido el ritual con Ortuzar, que se ha sumado a la reunión.

Este cónclave a tres bandas, que ha concluido pasadas las 10.30 horas, acelera de manera definitiva el reloj electoral tras el arreón de aprobación de leyes en este arranque de 2024.

Tres competencias a punto de cerrarse

Entre los asuntos de enjundia pendientes únicamente queda el fleco de traspasar a Euskadi de las tres competencias que el PNV pactó a cambio de apoyar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Las de Cercanías y la de Homologación y Equiparación de Títulos Universitarios Extranjeros están bastante avanzadas, aunque las negociaciones sobre el sistema de acogida de migrantes van algo más retrasadas.

En todo caso los tres traspasos deberían concretarse en el primer trimestre del año, con lo que unas hipotéticas elecciones vascas en abril se celebrarían con esta cuestión ya zanjada.

Aunque la cita con las urnas aún no tiene fecha, Urkullu ha dicho en varias ocasiones que las elecciones de 2020 estaban convocadas el 5 de abril y que fueron retrasadas al 12 de julio por la pandemia del covid. En esta línea ha defendido que el final de la legislatura debe calcularse en función de la fecha inicial del mes de abril.

Por ello el lehendakari no ve "lógico" esperar hasta julio ni tampoco hacerlas coincidir con las europeas, que serán el 9 de junio.

Dentro del mes de abril, se han barajado distintas fechas pero el domingo 21 es a priori la que más posibilidades tiene de ser la elegida. Si ese es finalmente el día escogido, el lehendakari deberá convocar las elecciones de manera formal el martes de la semana que viene, ya que debe hacerlo 54 días antes de la cita con las urnas.

El trámite electoral arrancará con una reunión del Consejo de Gobierno para que Urkullu informe a su gabinete de la fecha de los comicios que después será publicada en el Boletín Oficial del País Vasco. A partir de ese momento, comienzan a contar los citados 54 días.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00