Sociedad

Enfermas de fibromialgia extremeñas piden la creación de una unidad sanitaria multidisciplinar que les atienda

El 90% de los afectados son mujeres y se puede tardar una media de cuatro años en diagnosticarlas

El 12 de mayo es el Día Mundial de la Fibromialgia

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora

Enfermas de fibromialgia pertenecientes a la Asociación AfibroMérida han aprovechado la celebración del Día Mundial de la Fibromialgia, del síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química que se celebra este 12 de mayo para salir esta mañana a las calles de la capital extremeña y dar visibilidad a su enfermedad y reclamar la creación de una unidad sanitaria multidisciplinar que les atiende y les evite ir de consulta en consulta primero hasta que son diagnosticadas y después para ser tratadas de sus dolores. "Necesitamos un espacio único en el que puedan vernos todos los profesionales", explica María Carrasco, presidenta de AfibroMérida

La fibromialgia es una enfermedad incapacitante que se caracteriza por dolores crónicos generalizados, fatiga severa y problemas cognitivos. La padecen alrededor de 30.000 personas en Extremadura, en más de un 90 por ciento mujeres, y puede tardar hasta 4 años en ser diagnosticada. Durante ese tiempo los enfermos van de consulta en consulta intentando que algún profesional médico ponga fin a sus reiterados dolores. Es por ello que las enfermas extremeñas piden una unidad multidisciplinar de atención en la que puedan ser tratadas incluso psicológicamente. Este tipo de unidades no existen en Extremadura, pero tampoco en muchas otras Comunidades. Sí hay una en Cataluña. "Tiene todo tipo de profesionales. Desde a fisioterapeutas o psicológos, porque la depresión es algo que todo los enfermos de fibromialgia, en uno u otro grado, padecemos", apunta Isabel Martínez.

Es de una patología de las llamadas invisible, porque no hay síntomas externos que puedan mostrar a la persona que tienes enfrente que estas sufriendo una dolencia. Es en ese punto donde la afectación mental del enfermo entra en juego. "La incomprensión, de nosotros mismos y de nuestro entorno es absoluta. Tienes que estar constantemente explicando lo que te pasa. Y ya te cansas de explicar. Y se cansan los demás de escucharte. Ya no te preguntan, para qué si nunca estas mejor. Esa incomprensión, a la largo no hunde en la depresión", explica Martínez.

La fibromialgia sólo se remedia con tratamientos paliativos que minoren la intensidad del dolor que sienten quienes la sufren.L

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00