Actualidad

Pontevedra prohíbe llenar piscinas, lavar coches o baldear con agua de la traída.

El gobierno local se adelanta al escenario de “alerta” por falta de agua y publica un bando donde queda limitada el agua en usos no domésticos.

El Concello de Pontevedra ha aprobado esta mañana en la junta de gobierno local la publicación de un bando donde se prohibirá a partir de mañana a la población usar el agua para usos no domésticos; es decir, llenar piscinas particulares, lavar coches o realizar baldeos innecesarios. Además se ha dado el visto bueno al “Plan excepcional de actuaciones ante la situación de escasez de agua” que establece cuatro niveles: el primero sería el normal, donde el caudal del río Lérez estaría en 1, 82 metros cúbicos/segundo. El segundo nivel es el de prealerta; donde nos encontramos ahora mismo, con 1,17 metros cúbicos/segundo según las últimas mediciones. Lo que pretende el Concello de Pontevedra es adelantase al siguiente nivel, el tercero, el de alerta, que ya establece prohibiciones como llenar piscinas de uso privado, lavado de coches o riegos y baldeos innecesarios. A partir de mañana entra en vigor esta medida que no implicará sanciones económicas en la situación actual de prealerta, pero si pasamos al siguiente nivel, el de alerta, las autoridades sí que nos podrán multar por hacer un uso incorrecto del agua.

El plan ante la escasez del agua, a parte del primer nivel, el segundo de prealerta y el tercero de alerta, contempla un cuarto de emergencia donde el concello tendría que hacer uso del embalse del Pontillón do Castro de mantenerse el tiempo seco y con ausencia de lluvias para garantizar el abastecimiento a la población.

El bando municipal aprobado esta mañana recoge también la puesta en marcha de campañas de concienciación dirigidas a la población, la reducción del uso del agua por parte de los servicios municipales en calles y áreas verdes públicas y se insta a las empresas e industrias a reducir su consumo.

La concelleira responsable del ciclo del agua, Carmen Dasilva, ha manifestado que desde que Ence cesó su producción en Lourizán, el caudal del río se estabilizó con un valor regular de 1,41 metros cúbicos por segundo, aun por debajo del caudal ecológico. Pontevedra está por lo tanto en un nivel de prealerta, pero aun queda verano por delante y no se sabe cuál será el comportamiento del río. A mediodía tuvo lugar una reunión en Pontevedra a la que asistieron los concellos de Bueu, Marín y Poio, para poner sobre la mesa información sobre el estado de agua en estos municipios que captan este recurso de la capital de la provincia. Quien se ha desmarcado de esta reunión es Sanxenxo “por falta de confianza”

Los municipios participantes en la reunión del agua de hoy lo van a hacer semanalmente por videoconferencia. La idea es hacer una foto fija del consumo real a la misma hora de cada ayuntamiento que se abastece en alta del Lérez.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad