Cambio de Rasante VigoCambio de Rasante Vigo
Economía y negocios
NORMATIVA

Renovación carnet de conducir mayores de 65 años

Son muchas las especulaciones que se barajan con la normativa referente a la tercera edad

Las asociaciones de mayores reclaman trato por igual en los psicotécnicos y que no le pongan tantas trabas / Pixabay

Vigo

Según establece la DGT, pese a que solo el 10% de los usuarios de la carretera supera los 65 años, uno de cada tres accidentes tiene como protagonista a una persona de edad avanzada. Hasta los sesenta y cinco años, las renovaciones de carnet de conducir son cada diez años. Este periodo se reduce a cinco años para aquellos conductores que superen esa edad, y pasa a ser cada dos años cuando se superan los setenta.

Las personas mayores tienen que realizar una serie de pruebas para renovar el carnet. Puesto que son los psicotécnicos quienes evalúan la capacidad o no de una persona para conservar o retirar su licencia de conducción, muchas voces proponen que se aumente el control sobre dichas pruebas e, incluso, incrementar el nivel de exigencia de las mismas.

Sin embargo, parece que limitar la edad, o hacer más severas las pruebas en los psicotécnicos para retirar a más personas mayores el carnet de conducir, no es la solución. Muchos de los mayores involucrados en accidentes no eran conductores, sino peatones o ciclistas. De hecho, las modernas bicicletas con pedaleo asistido, están haciendo que muchas personas mayores se animen a utilizar este medio de transporte que, aunque requiere menor esfuerzo físico gracias a su asistencia eléctrica, requiere de unas buenas condiciones psicomotrices. Pero las estadísticas sobre los siniestros abren el debate sobre hasta qué edad se debe permitir conducir.

Podemos afirmar que, los conductores de la tercera edad, no son un peligro en las carreteras. Es más, su tasa de accidentabilidad es cuatro veces menor que la de los menores de veinticinco años, y menos de la mitad que la de los conductores entre treinta y cinco y cuarenta y cuatro años. Esto ocurre porque respetan más los límites de velocidad, no son agresivos en su conducción, y aceptan mucho mejor sus propias limitaciones auditivas y visuales, motivo por el que recorren menos kilómetros y evitan conducir por la noche.

En la actualidad, en España no hay límite de edad para poder conducir. La decisión de que una persona pueda conducir o no recae en los psicotécnicos necesarios para la renovación de los permisos de conducción.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad