Sociedad

Detenido un vecino de Mesía por captar inmigrantes para trabajar en clubs de alterne y agredirlas sexualmente

En total se contabilizan hasta 23 posibles víctimas en muchos casos inmigrantes ilegales y en situación de vulnerabilidad

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Mesía por agredir sexualmente a varias empleadas y captar inmigrantes para trabajar en clubs de alterne dentro de la Operación Loraba. Está acusado de delitos de explotación, trata de seres humanos, agresión sexual, prostitución y detención ilegal entre otros. En total se contabilizan hasta 23 posibles víctimas en muchos casos inmigrantes ilegales y chicas en situación de vulnerabilidad.

Respondían a anuncios de una página de internet en la que ofrecía trabajos de camarera, limpiadora, pintores, albañiles o personal para reformas. El empleo incluía alojamiento, por lo que debían abonar un importe en concepto de fianza.

La denuncia de una joven menor de edad puso en marcha la investigación.

Lo relata así una portavoz de la Guardia Civil: "Respondió a un anuncio en internet que ofertaba un empleo de camarera en buenas condiciones. Ese mismo día comenzó a trabajar en el turno de tarde. Tras concluir su primera jornada laboral sobre las tres de la madrugada el jefe, acompañado por dos mujeres, la invitó a tomar una copa con ellos para celebrar su llegada a la empresa. Recuerda que tras tomar la segunda comenzó a sentirse mal y sólo recuerda encontrarse desnuda encima de la mesa de billar mientras su jefe la agredía sexualmente. A la mañana siguiente amaneció encerrada en una de las habitaciones del establecimiento. Después de despertarse entró el jefe y la volvió a agredir".

Cuando contactaba con las víctimas las trasladaba a dos locales de alterne de su propiedad para realizar las labores contratadas. Los locales carecían de agua corriente y muchas de las personas pernoctaban hacinadas en el suelo, sin libertad para la entrada y salida. Permanecían en todo momento bajo la amenaza de ser denunciadas ante las fuerzas de seguridad por su situación irregular en España. Se han detectado hasta tres casos de agresiones sexuales a las empleadas bajo sumisión química.

A dos de las mujeres contratadas les ofertó posteriormente trabajar en el club de alterne como prostitutas, quedándose con gran parte o con la totalidad de la cantidad que los clientes habían abonado por sus servicios.

En el transcurso de la investigación los agentes contaron con la colaboración de la abogada de la oficina de orientación, información y denuncia de SOS Racismo Galicia y los componentes del Equipo Territorial del Policía Judicial.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00