Sociedad

Los vecinos de las Casas Franco, insastifechos con la modificación del proyecto, continuarán movilizándose

Aseguran que el Concello solo ha rebajado la altura del muro hasta los 40 centímetros y siguen pidiendo acceso directo de los portales a la calle

A Coruña

Los vecinos de las Casas de Franco vuelven a movilizarse. Hoy a partir de las 12 de la mañana cortarán la Ronda de Outeiro concentrándose ante los edificios. Están decepcionados con las modificaciones del proyecto que ha hecho el Concello. Dicen que solo han rebajado la altura del muro, que estaba previsto que fuese de metro y medio y finalmente será de 40 centímetros, igual que la plataforma de la plaza. Deborah Cotelo, presidenta de uno de los edificios, explica que siguen necesitando acceso directo de los portales a la calle.

El Concello anuncia también la reformulación de las plazas de aparcamiento para transformar las zonas en línea a zonas en batería y compensar la incidencia de la obra en el aparcamiento. Cotelo cuestiona este cambio por falta de espacio, según dice la calle es muy estrecha. Los vecinos piden saber dónde se ubicarán los contenedores con los que, según la modificación del proyecto, contará cada portal.

Los vecinos tenían esperanzas en esta modificación pero dicen no estar satisfechos. El próximo 1 de abril volverán a concentrarse cortando la Ronda de Outeiro ante los edificios.

Cotelo insiste en que si han rebajado la altura del muro hasta los 40 centímetros, una reducción considerable, podrían intentar dejarlo al nivel del suelo. En cambio la elevación de la plaza, según el Concello, es necesaria para instalar nuevas conducciones eléctricas. No pueden llevarlas bajo tierra al haber aparcamientos subterráneos. Cotelo considera que la configuración del proyecto, con la plaza elevada y una pérgola cubierta, causará incluso sensación de inseguridad entre algunos vecinos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00