Hoy por Hoy A CoruñaHoy por Hoy A Coruña
Sociedad

Fernández Obanza: "Los migrantes no tienen un proyecto de emigración. La gente escapa, como en Galicia en el siglo XX"

Guillermo Fernández Obanza, colaborador activo en movimientos ecologistas y pacifistas y gerente de Ecodesarrollo Gaia es el protagonista de La Galería de Hoy por Hoy A Coruña

A Coruña

Guillermo Fernández Obanza, colaborador activo en movimientos ecologistas y pacifistas, activista medioambiental, ha sido secretario internacional de los verdes en España y es el gerente de Ecodesarrollo Gaia. Lleva muchos años ayudando al colectivo senegalés en A Coruña y en Senegal dónde pasó parte de su juventud. Ha sido voluntario en muchas asociaciones en nuestra ciudad y por ello nos reunimos con Mito en la estatua de Emilia Pardo Bazán en los jardines.

La Galería: Guillermo Fernández Obanza

26:21

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1711364453238/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

  • Ecodesarrollo Gaia cumple 30 años luchando cada día contra la discriminación racial...

Es un hecho crucial, además nosotros que específicamente en estos 30 años hemos trabajado con colectivos del sur, la discriminación, es una forma de ayudar a repensarse a sí misma al margen del colonialismo, a repensarse como negros, como indígenas latinoamericanos, a repensarse como lo que somos y la dignidad que eso conlleva.

Las cosas son como son, somos todos hijos de negros, procedemos de los negros y tradicionalmente el tema racial se ha utilizado para anular al oponente que iba a ser expoliado y eso realmente era la función real del racismo. Es una cuestión de que nos distingamos como seres humanos los unos de los otros y es una súper estructura y una ideología que intenta convencer a los que expolian, de que los expoliados son menos.

  • La juventud en África le marcó profundamente

Sí, porque tuve una evolución. Mi padre era funcionario, en el sentido de vivir en ámbitos muy distintos, cuando era muy pequeño vivía en Kabilas del Rif, en el norte de marruecos, allí entré en contacto con gente marroquí, musulmana y entré en contacto hace 73 años con senegaleses. Mi padre estaba en un destacamento fronterizo, en la zona norte de Marruecos que era protectorado español y en el sur se dilazidaba la independencia de Marruecos del sur de las tropas francesas, que estaban constituidas por gente de colonias, y concretamente por senegaleses.

Ahí tuve el primer contacto, desde aquel entonces lo recuerdo con un cariño especial, después estuve viviendo en España, y mucho tiempo en Alemania, que es todo lo contrario, en aquel momento era el cenit del desarrollo europeo, entonces todos esos contrastes me permitieron hacer una síntesis y saber entre lo que existe y lo que quería. Siempre me decidí por los temas de carácter social, me produjo siempre satisfacción y estoy encantado de haberlo hecho.

  • ¿Cómo ve la situación actual del racismo?

No me desanimo, en primer lugar hay que saber lo que pasa en el mundo, duramente y después seguir con tu proyecto, con lo que puedas hacer. Yo no puedo transformar el mundo, pero hago las cosas que tengo que hacer y caiga quien caiga, sigo con mi proyecto de carácter social y con el proyecto que llevo delante con la ayuda de muchísima gente. El conocer la realidad tan bestial y cruda de este momento, no me desincentiva, lo considero que es gravísimo pero como considero que no puedo hacer nada o puedo hacer muy poco, hago el muy poco que puedo hacer.

Nosotros pertenecemos a un grupo de países occidentales, de origen colonialista y racista, no quiere decir que no se hagan esfuerzos. Desde el punto de vista legal, el racismo ya es un delito y existen posibilidades de la denuncia del racismo, pero tenemos una educación colonial y racista. La gente que viene se encuentra con muchas dificultades, porque la emigración no es un traslado de personas, es una huida de personas. La gente no hace un proyecto de emigración, la gente escapa, como escapamos en Galicia en 1900 y en muchos otros momentos, entonces la gente llega absolutamente desarmados, con un proyecto migratorio ficticio por informaciones parciales y llegan, no saben que hacer y cometen errores. España y Galicia, tendrían que ayudarlos a estabilizarse, a organizar su proyecto migratorio, a que tiren para adelante y tengan éxito, lo que hubiéramos deseado que hicieran con nosotros o nuestros abuelos cuando estuvimos fuera de aquí.

Eso es lo que hacemos en Ecodesarrollo Gaia, ayudarles con su proyecto migratorio y que tengan éxito. Nosotros no ayudamos a los trabajadores extranjeros, ayudamos a los hermanos que vienen a trabajar y mejorar su vida.

La gente senegalesa con los que trabajamos, lo tienen muy difícil para asentarse. La familia son colectivos de 25, 30 personas en la casa, es imposible mantener a toda esa gente, al mismo tiempo los países de África, están hundidos, y entonces hay un derrumbe de la agricultura y de todo, al final hay que darse cuenta de que seguimos trayendo todas las materias primas de África, seguimos produciendo pobreza y miseria, y eso desestructura toda la sociedad.

¿Por qué viene aquí un senegalés? Vienen por su madre, por su hermana, por sus hijos, vienen fundamentalmente para salir de ese atolladero del que están viviendo que no les permite realizar su proyecto ni social, ni personal, ni familiar ni nada. Vienen intentando tener recursos para que haya mas arroz en la casa, para que las hermanas vayan al colegio, para que la mamá compre las medicinas, y eso es el proyecto migratorio de las personas senegalesas, no aspiran a más porque es muy difícil con la estructura familiar que hay en Senegal y con las carencias de trabajo y económicas que tienen los senegaleses.

  • En Senegal, has sido fundador de la Escuela Coruña, de la Casa de oficios Coruña

La verdad es que hace unos veinte años aproximadamente, cuando empezamos a trabajar con gente migrante, nos imaginamos también buscar un parangón en Galicia, en el sentido de que hace mucho tiempo cuando los gallegos fueron a América, lo primero que se dieron cuenta fue el hecho de su condición de iletrados, de que no sabian leer y escribir, eso fue un impedimento brutal para tirar para adelante con su vida. Muchos de los gallegos que fueron a América reunieron dinero e hicieron 180 escuelas de migrantes en América, nosotros imaginamos lo mismo pero al revés, hacer una escuela en el país de la gente con la que estamos trabajando. Buscamos gente, encontramos a una mujer muy sensibilizada con las problemáticas de Senegal y un barrio en el que trabajaban mujeres pobres saladoras de pescado. Reunimos a a todo el mundo y les dijimos que querían ellas que hiciéramos, y nos dijeron una escuela, y un sitio para ayudar a las mujeres, y es lo que hicimos y a la que nombramos directora, la trajimos aquí y recorrimos las escuelas de migrantes de Galicia, para que viera cual era el fundamento que nos llevaba a hacer lo mismo.

  • Has representado a las ONGs españoles en el comité consultivo de pesca de la Comisión de Pesca de la UE en Bruselas, ¿cómo recuerdas esa experiencia?

Yo representaba a una ONG que trabajaba directamente con los pescadores senegaleses, que son gente impactada por la pesca internacional, entre ella también la española, los primeros chicos que llegaron a Galicia eran pescadores, y vinieron detrás de los barcos que llevaban el pescado a Canarias.

Hace unos 30 años el dinero financiero se convirtió en dinero de la alimentación y cientos de miles de dineros que hay por ahí ilegales, se invirtieron en inmensos buques que empezaron a peinar la costa africana y dejarlos sin nada, los que vinieron eran los pescadores que no pescaban. No hay que dejarse impactar por el hecho de que nosotros tengamos responsabilidad, lo que hay que hacer es asumirla, no podemos dejar sin pescado a la gente.

  • ¿Cómo recuerdas la experiencia en el derrumbe del vertedero de Bens?

Sí, es muy interesante. En aquel momento, hace 24 años, estaba trabajando voluntariamente con grupos ecologistas de jovencitos y con Greenpeace, entonces se cayó el vertedero y en aquel momento plantee una disyuntiva medioambiental. Independientemente de quien hubiera estado, yo plantee que había que dar una alternativa a la ciudad. Paco Vázquez había firmado con Cuíña mandar todo el producto de residuos a Sogama a incinerar, es decir, lo mandaban a Sogama, lo quemaban y el humo nos lo metían en el pecho.

Cuando cayó el vertedero, dije hay que hablar con el alcalde, y decirle que hay otra opción llamé a Jan López de Uralde, que en aquel momento era el gerente de Greenpeace España y le pedí que trajese el Sirius, el barco de Greenpeace, desde Amsterdam y dese allí llamamos a Paco Vázquez.

A Coruña en este momento pasa a la historia del medioambiente internacional por un fiasco, que era responsabilidad de muchísimos años de acumulación de basura, le planteamos que existía una alternativa, un proyecto que seleccione, recicle y reutilice, y Paco Vázquez dijo, estoy convencido, pero las administraciones me tienen preso, pero en tres meses iniciamos el procedimiento, y en tres meses se sacó a subasta el plan de residuos de la ciudad de A Coruña, que ha salvado cientos de miles de materiales. Fue una buena iniciativa que hay que ofrecer alternativas al que tiene problemas porque por otros métodos no se convence a la gente, pero cuando está metido en el problema existe la posibilidad de decir que cambie y recicle, es lo que está funcionando en este momento y espero que se siga perfeccionando ampliando y los ciudadanos tengan mas información. Necesitamos saber que el cubo de basura es una responsabilidad, yo se lo explico a los africanos en mis clases, diciéndoles de dónde vienen las cosas que tiramos que pagamos dudosamente en áfrica.

  • ¿Cómo ves el tratamiento de residuos ahora?

Parece ser que funciona bastante bien, no hay los niveles óptimos de reciclaje, pero el sistema se irá perfeccionando. Yo le pido a las autoridades que tenemos derecho a saber que es lo que ocurre con nuestros residuos, son parte del planeta que fueron arrancados de otras partes del mundo y no lo podemos tirar

  • Tenemos que hablar de tu estudio e investigación "El ocio como alineación, distracción y militarización"

Lo que más me preocupa en la vida, son los jóvenes, en el sentido de que realmente el modelo social que tenemos, es tan estúpido que a la gente que va a ser la que rija el país dentro de 15/20 años no les hace ni caso, los tiene abandonados. Ahora existe un ministerio de juventud pero nunca lo hubo, ¿quién ayuda a la gente joven? ¿dónde están los planes de estudio que refuercen la ética y moral de la gente joven?

Existe una universidad paralela, que es el ocio, que es absolutamente estúpido, destructivo, y que impide la reflexión, y da pautas de comportamientos absolutamente ajenas a nuestra cultura y nuestra ética. Los videojuegos son en una mayoría, entrenamientos militares, matar negros, matar árabes o matar gusanos, eso es una cosa que tendría que preocupar a la gente. Hoy en día, existe una preocupación de padres y madres que se ocupan de un niño de 12 años con un teléfono móvil en la mano, ven que en ese canal entra la pornografía, la destructividad, las modas, la estupidez... Tenemos que preocuparnos de la juventud, es fundamental, en los aspectos éticos y científicos.

Me preocuparé hasta el ultimo momento de mi vida, en los derechos de la infancia y la juventud, tienen derecho a una vida nueva, fraternal, tienen derecho a las utopías y estamos construyendo antiutopías, eso es una vulneración flagrante de los derechos de los que nacen.

  • Un lugar de A Coruña

En los jardines de Méndez Núñez, delante de la estatua de Emilia Pardo Bazán, me parece un trozo de naturaleza en Galicia, una situación de respeto a la fantástica doña Emilia y quiero mucho a Coruña.

Quisiera que fuera mucho mejor, tenemos capacidad para ser mucho mejores, la ciudad me gusta, hay muchas ongs desarrollando proyectos de acogida, de llevar a cabo el slogan de que nadie es forsastero en la ciudad, es fantástico y nos prestigia como seres humanos.

  • Una película

Llevo a los chicos africanos a ver 'Yo, capitán'. Conozco muy bien el trayecto porque centenares de chicos africanos me han contado paso por paso como han cruzado el desierto, llegado a Canarias, etc.

  • Un libro

No sabría recomendar uno, pero leed que es importante, pero cosas que sirvan para tu proyecto vital, y el colectivo, nada de distracción, nada de cosas estúpidas, porque llevan el germen de la reflexión, libros que reflexionen sobre la vida humana, sobre la relación con el medio, y en eso hay que buscar el placer y el entretenimiento.

  • Una canción

Una de Silvio Rodríguez, que hace un trayecto vital en el sentido de que cuando tenemos los conceptos éticos y sociales no vamos a cambiar nunca. Es muy importante buscar el placer en la ayuda, porque es la única forma de crecer. Las canciones que hablan de tenerse a sí mismo como un ser social, lo que dicen los africanos. Yo somos, tú somos, él somos, nosotros somos, vosotros somos y ellos somos. Todos somos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00