Sociedad

En libertad el líder budista de Abanilla acusado de drogar a sus fieles con mercurio

Le han requisado el pasaporte y tendrá que personarse en el juzgado que investiga los hechos cuantas veces sea llamado

La Policía Nacional durante el registro de la finca en Abanilla donde se asentaba la "Fundación Mahasandhi" / Policía Nacional

Murcia

A través de un auto al que ha tenido acceso Efe, el juzgado de Instrucción que dirige las investigaciones en torno a J.M.C. señala que los indicios no son tan graves como los apreciados en un primer momento y que llevaron a ordenar su ingreso en prisión.

Y añade que aunque en un principio se pensó en la posibilidad de que hubiera podido cometer varios delitos, las diligencias practicadas ya solo apuntan a dos de ellos, los relativos al de contaminación del medio ambiente y el de la fabricación, suministro y comercialización de productos sanitarios.

El juzgado, con la orden de puesta en libertad del investigado, estima el recurso que presentó su abogado, Pablo Martínez, y que contó con el respaldo de la Fiscalía.

Afirmó Martínez que la excarcelación no suponía riesgo alguno para el proceso, ya que las supuestas pruebas ya habían sido recogidas en la finca donde el investigado desarrollaba su labor como líder espiritual durante el registro llevado a cabo en la misma.

Además, expuso que tanto él como sus padres y hermanos tienen arraigo en la citada localidad murciana de Abanilla y todos forman parte de una familia unida.

Señaló igualmente que los dos denunciantes que originaron la apertura de la investigación y la detención de J.M.C. incurrieron en contradicciones en varios apartados, como el referido a la presunta manipulación del mercurio que se llevaría a cabo en la finca.

Así mismo alegó que no hay prueba alguna de un presunto delito de tráfico de drogas ni tampoco del de asociación ilícita, este último, por la pertenencia de J.M.C. a una fundación, ya que esta se encuentra legalizada e inscrita en los registros correspondientes.

Finalmente recalcó que continuar en la situación de prisión podría suponer una condena anticipada, ya que las diligencias en marcha y que están pendientes de su práctica se prolongarán durante varios meses, además de señalar que el investigado carece de antecedentes penales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00