La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

Alexey Nikitin, el físico ucraniano que trabaja con la luz en tiempos de oscuridad

El físico ucraniano Alexey Nikitin trabaja en el Donostia International Physics Center y acaba de ganar una beca Leonardo de la Fundación BBVA para crear nuevos fármacos con ayuda de la luz, nos cuenta en La Ventana cómo está viivendo esta guerra

Alexey Nikitin, el físico ucraniano que trabaja con la luz en tiempos de oscuridad

Alexey Nikitin, el físico ucraniano que trabaja con la luz en tiempos de oscuridad

12:35

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1652110310479/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Hoy es el día 75 de la guerra en Ucrania. Y justo hoy, además, Rusia celebra el Día de la Victoria, jornada en la que el país conmemora que la Unión Soviética derrotó al ejército de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Tiempo muy oscuro aquel y tiempo muy oscuro este. Paradójico que un ucraniano aficando en San Sebastián, que se ha asomado hoy a La Ventana, trabaje con la luz. La luz en tiempos de oscuridad. Es físico, trabaja en el Donostia International Physics Center y acaba ganar una beca Leonardo de la Fundación BBVA para crear nuevos fármacos con ayuda de la luz.

Trabajar con la luz no le aleja de la oscuridad en la que su país, Ucrania, está envuelta desde hace meses. "Tengo contacto diario con ellos, es muy triste todo, estamos con mucha angustia y tristeza, pero no podemos hacer mucho", cuenta Alexey, desde una posición tranquila opuesta a la que vive su familia y toda la población al otro lado. La universidad de Jarkov, por ejemplo, está "prácticamente destruida", lo que dificulta que la gente que estudiaba allí puede avanzar ahora con sus estudios. "Es muy complicado", señala el físico. Son, en realidad, centenares o miles "porque prácticamente ninguna universidad está funcionando ahora mismo en Ucrania".

Es difícil, claro, hablar de otra cosa. "No podemos evitar este tema, estos estudiantes están muy en contra de la guerra y también están apoyando al pueblo ucraniano", advierte Alexey, que reconoce haber recibido mucho apoyo. El físico pertenece a una asociación que se llama Lyra, que tiene base en Euskadi y recoge ayuda humanitaria y ayuda a refugiados. La propia organización ha abierto dos locales, uno de ellos destinado a dar clase a niños refugiados. "Hemos tenido el apoyo del ayuntamiento y la iglesia, también de la policía, a todos los niveles", explica.

Un halo de optimismo

"Ahora mismo somos más optimistas viendo que el ejército ruso está retrocediendo poco a poco", acerca Alexey, que espera ue sí se recupere la paz en Ucrania y, por ende, en Europa. "Mi hermana sí ha conseguido escapar con sus dos niñas, mis sobrinas de ocho años, y de hecho tuvieron una salida muy complicada porque subieron al tren humanitario y durante el viaje les bombardearon varias veces, fue un viaje terrible. Pero al final aterrizaron en Barcelona y están ahora protegidas", cuenta.

Alexey, que vaticina que los combates durarán un par de meses más, cree que al ejército ruso "ya le faltan recursos para hacer ofensivas".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad