A vivir que son dos díasLa píldora de Enric González
Opinión

Dinero, hágase

El mercado de las criptomonedas ha venido funcionando como una estafa piramidal y cualquier sombra de duda puede causar el desplome de cualquiera de ellas. Demasiada gente ha creído que ver un par de vídeos en YouTube te convierte en un experto inversor en criptodivisas.

Dinero, hágase

Dinero, hágase

02:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1652513227306/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Las monedas que usamos corrientemente (euros, dólares, etcétera) son llamadas “dinero fiat”, o, traduciendo del latín, “dinero hágase”. Eso significa que no tienen ningún valor en sí mismas: valen porque un poder público dice que valen y porque la gente las acepta como medio de pago. Así de frágil es la realidad.

A veces, el “dinero fiat”, por más que lo respalde un gobierno, se convierte en puro papel mojado. El caso más extremo es el del pengó húngaro, que circuló entre 1927 y 1946 y acabó no valiendo nada. Había billetes de 100 trillones de pengós. En 1946 se cambió el pengó por el florín, a un cambio de un florín por 400.000 cuatrillones de pengós.

El concepto de valor siempre es importante. Y más cuando hablamos de monedas, lo cual incluye a las criptomonedas. Las criptomonedas son monedas digitales privadas, ajenas a los gobiernos y los controles públicos, basadas en larguísimos códigos informáticos y muy difíciles de falsificar. Se trata de un invento perfectamente respetable. Tienen un problemilla, lo del valor. ¿Quién dice cuánto vale una criptomoneda como Ethereum, Bitcoin o Ripple? El mercado. Si mucha gente la compra, sube. Si muchos venden, baja.

Las criptomonedas son un medio de pago, pero mayormente se usan como ahorro porque, según una opinión bastante extendida, suben continuamente de valor. Como todo el mundo sabe, las opiniones bastante extendidas suelen pertenecer al terreno del cuñadismo. El mercado de las criptomonedas ha venido funcionando como una estafa piramidal y cualquier sombra de duda puede causar el desplome de cualquiera de ellas.

Demasiada gente ha creído que ver un par de vídeos en YouTube te convierte en un experto inversor en criptodivisas.

Nunca faltan pruebas de que el cuñadismo domina el mundo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad